Uncharted: Fuera del Mapa, o el peso de llamarse Drake

Título original: Uncharted
Año: 2022
Duración: 115 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Ruben Fleischer
Guion: Rafe Judkins, Art Marcum, Matt Holloway. Historia: Rafe Judkins, ver 6 más
Música: Ramin Djawadi
Fotografía: Chung Chung-hoon
Reparto: Tom Holland, Mark Wahlberg, Sophia Ali, Antonio Banderas, Tati Gabrielle, Steven Waddington, Patricia Meeden, Sarah Petrick, Pilou Asbæk, Pingi Moli, Tiernan Jones, Alana Boden, Rudy Pankow
 Distribuidora: Sony Pictures Entertainment (SPE)
Género: Aventuras. Acción | Videojuego

 

 

 

En el 2007, Sony Computer Entertainment y la desarrolladora de videojuegos Naughty Dog conjuntarían esfuerzos para lanzar el primer videojuego de Uncharted: El Tesoro de Drake para la consola PlayStation 3, marcando el inicio de una saga de acción y aventuras que parecía una entretenida mezcla de Indiana Jones con La Leyenda del Tesoro Perdido que fue todo un éxito debido a sus misiones y sobre todo al carismático protagonista aventurero llamado Nathan Drake.

Después de otras tres entregas en consola, así como de muchos directores, actores e ideas rechazadas además de retrasos en su tentativa fecha de estreno que pasó del 2016 hasta el 2021, la primera entrega cinematográfica de este popular juego llega de la mano del realizador Ruben Fleischer (Venom, Zombieland), con el título de Uncharted: Fuera del Mapa, trayendo como protagonista a Tom Holland como el astuto Drake.

Tomando como base las historias de los cuatro videojuegos hasta ahora lanzados (especialmente el cuarto), este primer proyecto de PlayStation Productions propone un relato de origen que nos muestra a un Nathan Drake que aún no se convierte en el legendario personaje ya conocido por los fans. Así, podemos ver un poco de sus orígenes y de cómo termina haciendo dupla con el infame Victor Sullivan (Mark Whalberg) para ir creando su reputación como cazarrecompensas, ladrón y supuesto descendiente del explorador y pirata Sir Francis Drake.

Adaptar juegos a cine no ha sido nada sencillo. Basta checar un largo historial de fracasos que van desde la década de los 90s con cintas tan fallidas como Super Mario Bros. (Morton y Jankel, 1993) o Doble Dragón (Yukich, 1994) pasando por las versiones de Tomb Raider con Angelina Jolie y Alicia Vikander, o Assasin’s Creed, donde el resultado final es algo que puede resultar, si bien le va, entretenido, pero olvidable.

Uncharted se tambalea en la delgada línea de ello, pues si bien hay secuencias bien ejecutadas que parecen salidas directamente del videojuego, también peca de una simpleza en la que el guion no se molesta en explicar, desarrollar o ampliar más a sus personajes o las situaciones a las que se enfrentan, sintiéndose literalmente como si estuviéramos jugando una sesión del juego o un spin off del mismo.

Tom Holland tiene ciertos problemas al meterse en el papel de Drake, pues más allá de la poca similitud con su personaje, muchas veces se siente como si el fantasma de su Spiderman lo siguiera, no ayudándole en nada ese guion lleno de chistes que parecen metidos con calzador. También está Mark Whalberg como Sully, quien parece entrar en una guerra de egos con Tom por tratar de robarse el protagonismo de la cinta, creando un problema con la química de la pareja dispareja que intenta reflejar pero que también cae en tremendas líneas que más que gracia dan pena.

Si bien en los videojuegos no se ahonda en esa relación entre Sully y Drake a fondo, en la narrativa del filme como planteamiento de origen falla en darle mejores puntos en esa relación de aprecio y odio entre ambos, algo que se siente necesario para generar empatía, cosa en que se queda corto debido a las simples motivaciones de ambos. Y qué decir de Antonio Banderas, que como villano resulta no sólo una mala caricatura de sí mismo, sino uno que parece estar de sobra para beneficios meramente de las vueltas de tuerca que propone la adaptación.

Aunque la cinta esta hecha como vehículo de entretenimiento y en parte de lucimiento para el joven Holland, cosa que si logra a ratos, no deja de sentirse un tanto conveniente, como un collage de displays lleno de guiños para los fans, arriesgándose poco en contar una historia fresca para Drake, forzado para dar gusto a los empedernidos seguidores de la saga así como a los nuevos espectadores que no saben nada del videojuego, tratando de venderlo como, justamente, un Indiana Jones moderno sin lograrlo del todo.

Con todos esos altibajos, hay puntos destacados como la música de Ramin Djawadi, (Game of Thrones, Pacific Rim), que sabe como darle ese toque especial a las secuencias de aventura, dándole su propia voz a los personajes. También, el diseño de producción respeta mucho la esencia de los videojuegos en cada locación que visitan, siendo Barcelona uno de los puntos más destacados con todo y un descarado product placement en una secuencia de acción.

Así, Uncharted: Fuera del Mapa funciona en los niveles más básicos de la adaptación, encontrando un muy delicado balance en el cual se tambalea, logrando no ser ni tan mala pero tampoco la mejor presentación para las aventuras del icónico Nathan Drake, un personaje que sin duda merecía tener un inicio más prometedor que el que Fleischer entrega en una cinta que pareciera reproducir la experiencia del videojuego pero sin tanta emoción, evadiendo caer en la aburrida reproducción de otros intentos como Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City (Roberts, 2021).

Nota: La película cuenta con dos escenas poscréditos, así que, si gustan seguir la aventura y saber qué podría depararle a Drake en un futuro, quédense a verlas.

Aarón Navarro

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.