Reseña: Venom

Título en español: Venom
Título original: 
Venom
Dirección: 
Ruben Fleischer
Guion:
 Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel, Will Beall (Cómic: Todd McFarlane,David Michelinie)            Fotografía: Matthew Libatique
Música: 
Ludwig Göransson
Elenco: 
Tom Hardy, Riz Ahmed, Michelle Williams, Jenny Slate, Woody Harrelson, Reid Scott, Michelle Lee, Scott Haze, Jared Bankens, Al-Jaleel Knox, Jock McKissic, Mac Brandt, Sope Aluko, Jane McNeill, Wayne Pére, Selena Anduze, Donald K. Overstreet, Christian Convery, Laura Distin, Sam Medina, Gail Gamble
Género: 
Ciencia Ficción | Terror | Thriller 
País: 
Estados Unidos
Duración: 
112 min.
Fecha de estreno: 
5 de Octubre de 2018

«Venom marca el inicio de un universo cinematográfico totalmente separado del ya establecido por Marvel Studios, el cual, parece tener un futuro brillante.»

Sinopsis: Uno de los personajes más enigmáticos, complejos y violentos de Marvel llega a la gran pantalla interpretado por Tom Hardy, actor nominado a un Premio de la Academia, como el mortífero protector Venom.

Carlton Drake (Riz Ahmed) es un visionario, un hombre del futuro, cuyo propósito es la mejora de la raza humana, a cualquier costo; es por eso que en su juventud crea la fundación Life, con el propósito de explorar el espacio en búsqueda de vida superior, en una expedición, los tripulantes encuentran a los simbiontes, una forma de vida extraterrestre que necesita de cuerpos que respiren para sobrevivir, contando con inteligencia y conciencia propia, en la misma, algo sale mal, liberando a uno de los simbiontes, generando urgencia para Carlton Drake (Riz Ahmed) en experimentar con los simbiontes y el cómo se relacionan con el ambiente terrestre.

Nos introduce a Eddie Brock, un reportero de San Francisco con un sentido agudo para encontrar problemas, Eddie (Tom Hardy), entrevista al fundador de Life, haciendo que lo despidan de su empleo, pierda a su mujer y se convierta en un desempleado perdedor, que gracias a una interina de Life, encuentra la nota de su vida, ya que en Life usan personas para experimentar con los simbiontes, donde encuentra a Venom, uno de los simbiontes, el cual es completamente compatible con Eddie y lo usa de huésped.

La película durante el primer acto fluye bastante lento, mostrando tal vez más información de la necesaria, pero una vez que toma ritmo se convierte en una película de acción bastante rápida, donde lo que sobresale de manera magistral es Venom, entregando escenas de acción bastante impresionantes de ver, aunque a veces sufre el síndrome Transformers, haciendo que suceda demasiado en la pantalla al punto en el que no distingues bien lo que sucede.

Los personajes se sienten orgánicos, e interactúan entre ellos de manera bastante divertida, siendo la relación entre Eddie y Venom la que sobresale más de todo el conjunto, el ritmo de la comedia es bastante acertado, ya que no saturan los chistes y dan descanso entre uno y otro, haciendo bastante acertadas las situaciones donde estas suceden.

En cuanto al diseño de personajes, Venom en sí, luce espectacular, siendo la versión cinematográfica más apegada al cómic, aunque a falta de Spiderman, no tiene la característica araña como escudo, los personajes se establecen de manera correcta donde el más interesante y mejor entregado es Eddie con una actuación bastante creíble y real de parte de Tom Hardy, y aunque la película en cuanto al guión flojea mucho en ocasiones, se levanta cuando es necesario y te mantiene entretenido durante toda la cinta.

En nuestra experiencia, ha sido la función donde hubo mejor reacción del público en cuanto a la comedia, la acción y ciertos giros argumentales, recomendamos completamente quedarse a ver las dos escenas post-creditos que la película ofrece, ya que dan pie a futuras secuelas y dónde nos muestran adelantos de lo que se viene.

Venom es una experiencia muy completa en la que los fans de los cómics se sentirán muy familiarizados con lo que sucede en la pantalla. ¡No te la puedes perder!

«Venom» llegará a las salas de cine de México el viernes 5 de Octubre.

Arturo Alcala Dominguez