Reseña del videojuego: Wonder Boy: Asha In Monster World – PlayStation

Nuestra actualidad solo sabe de una cosa y eso es golpear la nostalgia. Llegamos a ese punto donde revivir cosas del pasado ya no es ninguna novedad, incluso se podría decir que ya hasta es una obligación. De esta forma podemos recibir únicamente dos cosas; 1) Un producto mediocre o 2) Una buena reimaginación/recreación. Pero bueno tampoco me voy a quejar, pues ya han salido grandes experiencias para los jugadores.

En Wonder Boy: Asha in Monster World nos ponemos en los pies de Asha; una joven que emprende su camino para conseguir el nombre de guerrera. De esta forma ella podrá ayudar a todos los espíritus que hay dentro del reino. En nuestro viaje nos haremos maestro de un genio de la lámpara; mismo que es bien importante a la hora de jugar pues ayuda a enriquecer las mecánicas del juego.

La estructura no cambia mucho respecto al material original, pero pues si tiene sus cositas diferentes. Obviamente lo primero que sí cambia es su apartado gráfico, pues los pixeles están lejos de aparecer. En general y a simple vista todo está bien, incluso me atrevo a decir que mantiene mucho de la personalidad del original. Eso es bueno, pues el hecho de que los personajes se sientan igual que en el pasado, ayuda a conectar más fácil con ellos.

Pudo tener más nostalgia

Yo se que me van a pegar con lo contradictorio que es esto, pero, creo que sí pudieron ponerse más nostálgicos. Para ser más específico en este punto, me refiero a que hubiera sido muy cool tener la opción de jugar con gráficos actuales, pero también poder jugarlo a su estilo de los 8 bits. Y yo se que ustedes dirán: “Ay pues si quieres jugarlo así juega el original y ya”. Osea, eso es verdad, pero no todos tenemos la consola para hacer eso y la emulación no da el mismo sentimiento.

En cuanto a la música, la verdad es que está bien. No es más que versiones mejoradas del material original, así que tampoco voy a quejarme mucho. Vuelvo a tocar el tema de la personalidad intacta, pues la música entra también en este tema. Cada vez que peleas contra algún Boss la cosa si se siente bien épica. Las voces del juego solamente están disponibles en japonés, eso no a mí no me generó conflicto porque sí consumo contenido en este idioma. Aunque quizá a ti sí, por eso mismo lo menciono.

No te voy a mentir joven Padawan, hay cosas que cambiaron y deben ser mencionadas. La primera, aunque seguramente no es novedad por cómo se juega actualmente, es el sistema de guardado. El viejito que te ayudaba a hacer esta bonita acción ya fue reemplazado por el menú. Ahora solo entras y guardas cada vez que se te antoje. Mucho ojo que acá no tienes el guardado automático y eso puede causarte algún problema si estás acostumbrado a esta mecánica. Te aconsejo que guardes muchas veces al inicio para que te acostumbres a guardar.

Lo mejor de ambos mundos

¿A qué me refiero? Pues a que se ve bonito pero pues si está difícil, jaja. Cómo todo buen juego de antaño, vamos de menos a más; tanto en dificultad cómo en tamaño. Esto es un súper punto a favor porque hacen falta más juegos así y no poner tan fáciles las cosas. Eso sí, todos los niveles son muy verticales, pero tienen puzles y objetos que debemos buscar bien. No te voy a decir que es un Metroidvania, pero se defiende bien el muchacho, déjenlo en paz.

Los antes mencionados puzles no son secretos del pentágono o cosas de ese estilo. No vas a necesitar de mucho esfuerzo para resolver la mayoría de los problemas que te presente el juego. Pero digo la mayoría porque puede que en unas partes del juego si te pongas a buscar una guía o tutorial para pasarlos. Es bueno que recuerdes bien las partes del escenario, porque no en todos los niveles vas a contar con la ayuda de un mapa.

Siguiendo con los niveles, todos tienen personalidad y estructuras propias. Eso está padre porque ayuda muchísimo a no sentir repetitivas las cosas. La variedad siempre es importante y acá supieron solucionarlo bien. Cada lugar tiene un elemento dominante y es vital saber que debemos equiparle a nuestros protagonistas para superar con éxito nuestro paseo por el parque. Si llegas a morir, no te preocupes, Pepelogoo, nuestro compañero de aventuras, nos ayudará con eso de andar reviviendo.

Conclusión

Es momento de decir que opinamos de Wonder Boy: Asha In Monster World. La verdad es que conozco a la comunidad y sé que muy rápido van a tachar a este juego de ser demasiado corto. Pero la cosa es que me divertí mucho porque los cimientos están bastante sólidos. La duración del juego ronda entre las 9 y 8 horas jugables, por lo que tampoco es que sea poca cosa. Además puedes regresar por los objetos que no recogiste en tu primera vuelta.

Como remake cumple porque es bastante fiel. Pocas veces se logra conectar con la audiencia en esta clase de proyectos porque el remake no es tan conservador con la obra original. En este caso me alegra decir que sí lo es aunque flaquea al no ofrecer cosas nuevas. Una que otra cosa adicional nunca está de más. Hay mucho corazón en estos estudios desarrolladores y la forma en la que muestran estas antiguas experiencias a las nuevas generaciones es muy buena. Si te gustan los juegos de acción y aventura, esta es la opción que estabas buscando.

Angel González