Reseña del anime The Aquatope on white sand

Título original: Shiroi Suna no Aquatope (TV Series)

Año: 2021

País: Japón

Dirección: Toshiya Shinohara

Guion: Yuuko Kakihara

Música: Yoshiaki Dewa

Fotografía: Animación

Reparto: Animación

Productora: P.A. Works

Género:Drama | Amistad.

 

Sinopsis:  

Kukuru Misakino es una estudiante de instituto que trabaja en un pequeño acuario en Okinawa, donde hay un secreto: Algunas veces se pueden ver cosas misteriosas. Un día Kukuru conoce a Fuuka, que está mirando una de las instalaciones en silencio y apesadumbrada. Fuuka dejó atrás su sueño de convertirse en Idol y huyó desde Tokyo hasta Okinawa. Buscando un lugar al que pertenecer, Fukka empezará a trabajar en el museo y encontrarse a sí misma.

Opinión

Entre los títulos más esperados de esta temporada Verano 2021 se encuentra Aquatope of White Sand, un anime que en el nombre no nos dice mucho sobre la trama o el tipo de serie que es, pero que sí lo hace con el poster promocional, el cual nos muestra un entorno de vida submarina que te provoca cierta paz mental apenas le echas un vistazo.

Con apenas tres capítulos al aire, mismos que se actualizan cada jueves, la serie ha dejado intrigados a los espectadores al entrelazar varias historias de peso por sí solas, en una sola historia que se desarrolla en el escenario más random que se encontraron, un acuario. Todo esto con el plus de tener un arte hermoso y bien cuidado que no sólo no pierde detalle de los rasgos y atuendos de las protagonistas, sino que la vida marina es representada con lujo de detalle.

La primera historia nos presenta a Fuuka, quien con algunos flashbacks nos muestra que la vida –como a muchos− no le está yendo nada bien debido a que ha tenido que renunciar a su sueño de toda la vida, volverse una idol. Aunque no nos dan muchos detalles, podemos estar seguros que tomar la decisión de marcharse a casa le ha costado mucho a esta chica, quien está por volver a casa cuando las palabras de su madre la hacen sentirse un fracaso y termina en un local de adivinación buscando alguna pista de qué hacer ahora.

De forma paralela podemos ver la vida Kukuru, quien no sólo asiste al bachillerato y vive con sus abuelos, sino que por las tardes trabaja en un acuario, lugar que se volverá el centro de la acción una vez nuestras protagonistas se conozcan. La conexión entre ambas se da de forma inmediata y la adolescente no duda en invitar a la Fuuka no únicamente a trabajar en el lugar, sino a vivir en su casa al verla tan desdichada.

Hasta aquí podría parecernos una historia soft de amistad como tantas otras, pero es lo que Fuuka ve en el acuario lo que hace al espectador preguntarse ¿Qué es ese lugar y qué tienen de especiales esas dos chicas? Sin más explicaciones por parte de ninguna, la duda sobre hacia donde se dirigirá la trama está latente, ya que actualmente la historia que se desarrolla son las deudas alrededor del acuario, quitando los relectores de lo mágico de la vida marina.

Aunque aún es pronto para decirlo, este anime tiene puestas muchas esperanzas, ya que, aunque por momentos la trama parece sencilla y hasta monótona, son los detalles “mágicos” que se entretejen, como no queriendo, lo que llaman verdaderamente la atención. No nos queda más que seguir al pendiente de Aquatope of White Sand en Crunchyroll.

 

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.