Reseña del anime: Mashiro no Oto

Tipo: Música, teatro, escuela

Estudio: Animación Shin-Ei

Origen: Mango

Fecha de lanzamiento: 2 de Abril

Estado: Terminado

Capítulos: 12

 

La temporada de primavera 2021 está por terminar y con ella, llegará la conclusión de varios animes que semana tras semana nos han entretenido a todos aquellos que seguimos los estrenos. El pasado viernes le tocó el turno a Those snow white notes (Mahiro no oto), título que culminó con 12 capítulos que puedes ver en Crunchyroll.

La historia sigue a Setsu Sawamura, un joven talentoso quien, tras la muerte de su abuelo decide irse de su pueblo natal a Tokio en la búsqueda de su propio sonido. El protagonista es todo menos común, posee un gran talento heredado por su abuelo para tocar el Shamisen, instrumento tradicional musical japonés, pero tiende a imitar el sonido de su abuelo, característica que molestaba al anciano y quien le hizo prometer no volver a tocar a menos que dejara de copiarlo.

Una vez en Tokio, Setsu se reencontrará con su madre, quien lo obligará a ir a la escuela donde entrará al club de Shamisen, donde conocerá a otros chicos que le impulsarán a reaprender su técnica, conocerse a sí mismo y dejar de ocultarse tras la sombra de su abuelo.

Si bien la historia no es del todo original −sigue la tendencia de las series con un protagonista excepcional que se probado una y otra vez en concursos y se hace de enemigos y amigos a diestra y siniestra−, logra entretener y fascinar gracias a la música del Shamisen, la cual se antoja exótica y relajante para el público occidental.

Es precisamente la banda sonora la que logra narrarnos la historia y dotar de vida a los personajes, ya que pareciera que Setsu sólo cobra vida cuando toca el instrumento. Lo mismo pasa con los personajes secundarios, quienes se notan planos y aburridos, pero que logran su función de sostener el desarrollo del protagonista y transmitir algo cuando tocan.

La animación está bien cuidada y se caracteriza por los colores cálidos, los cuales logran dotar de un aire tradicional a la historia pese a estar ambientada en nuestros días. Aunque en algunas escenas se eligen colores vibrantes –como en los usados en los atuendos de competencia− se mantienen equilibrados con tonos más recatados en el trasfondo.

En general es un anime disfrutable que se mantiene a buen ritmo y termina de contar la historia que nos plantea, si bien tiene un tropiezo en el primer capítulo, mismo que apuntaba a otro desarrollo de eventos, y un mal logrado cierre de temporada, logra mantener un buen nivel al contar una historia que maravillará no sólo a quienes gusten del género musical, sino también a aquellos que gusten de las historias que reflejan un poco de la cultura japonesa.

Ivonne Koike

https://www.youtube.com/@koikedesu/featured

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.