Reseña de la película: Unidos

Título original: Onward

Año: 2020

Duración: 103 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Dan Scanlon

Guion: C.S. Anderson, Dan Scanlon

Fotografía: Animation

Reparto: Animation

Productora: Pixar Animation Studios / Walt Disney Pictures. Distribuida por Walt Disney Pictures

Género: Animación. Comedia. Fantástico | Magia. 3-D. Pixar

 

 

 

Dado que el año pasado sólo pudimos ver secuelas y live actons por parte de Disney, en cuanto se liberó el tráiler de Unidos, el público comenzó a hacerse expectativas o lanzar críticas por lo extraño de los personajes y ciertas similitudes que parecían existir entre la cinta y el anime de Full metal Alchemist. Pero, ¿será esta otra cinta memorable o se quedará únicamente como éxito de taquilla que no logra conectar del todo con ninguna generación? Veámoslo.

Ian y Barley Lightfood son dos elfos adolescentes que viven con aparente normalidad en un mundo plagado de hadas, unicornios, centauros y demás criaturas mitológicas adaptadas a la vida moderna, es decir, sin ocupar más su magia. Los hermanos han crecido sin un padre, ya que éste murió cuando ellos eran niños y, a su manera, cada uno ansía tener más recuerdos de él, cosa que parece posible cuando su madre les entrega una vara y una carta que él les dejó para cuando ambos fueran mayores de edad.

Ante la sorpresa de Barley, quien es un fanático de la historia y la magia que solía rodear a sus ancestros, la carta contiene un hechizo que regresará a su padre por un día entero para conocer cómo han crecido sus hijos. Sin embargo, las cosas parecen salirse de control ya que al recitar el hechizo, sólo logran traer la parte inferior de su progenitor; así es como se embarcan en una aventura de 24 horas para poder conocerlo y quizás, a sí mismos.

Es verdad que la trama tiene similitudes con la historia de los hermanos Elric −quienes siendo también dos hermanos utilizan la alquimia para traer a su madre de la muerte, con consecuencias aterradoras− pero también se aprecian referencias a El señor de los anillos, no sólo por el mundo actual-medieval en que oscilan los personajes, sino por la travesía emprendida que emula la hecha por Frodo, Sam y compañía para destruir el anillo.

El filme logra mantener el ritmo toda la cinta, sin tener momentos monótonos –punto importante en cintas para niños− o que se salgan de los acontecimientos presentados en la primera mitad. Incluso podemos ver dos aventuras paralelas, la de los hermanos por un lado y del otro la de la madre y la mantícora, logrando unirlas con verdadera maestría, sin que se sienta forzado o apresurado, cada una con un desarrollo adecuado.

Los personajes son otro gran acierto pese a desconcertarnos un poco a primera vista. Cada uno posee una historia que inicia antes de la cinta, es decir ya está desarrollada y se te informa lo suficiente para entender el guion, a la par que descubres cosas nuevas mientras la narrativa avanza. Aunado a esto, cada uno tiene una evolución (¿o des evolución?) a lo largo de la trama, mostrando que la zona de confort no es ni por asomo el mejor estado posible.

La animación es asombrosa, una gama de texturas, colores y seres no dejan de aparecer en todas las tomas, adentrándote por completo en la historia para dejar de preocuparte en lo que ves. Aunado con las voces de Chris Pratt y Tom Holland, las cuales logran provocarte empatía y recuerdos hasta el borde de las lágrimas con un final que no se veía venir, siendo esto quizás lo que más se agradece ya que no desentona pero sí logra darte una sorpresa.

Unidos se estrena este 6 de marzo en todos los cines y sí, sin duda es recomendable para todo tipo de público ya que tiene elementos que los niños amaran pero un trasfondo lo bastante interesante como para atraer a los adultos a la par que nos recuerda la importancia de las personas que nos rodean y su influencia en nuestra forma de ser.

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.