Reseña de la Película: Un Rescate de Huevitos

Título original: Un rescate de huevitos
Año: 2021
Duración: 88 min.
País: México
Dirección: Gabriel Riva Palacio Alatriste, Rodolfo Riva-Palacio Alatriste
Guion: Rodolfo Riva-Palacio Alatriste
Música: Zacarías M. de la Riva
Reparto: Bruno Bichir, Maite Perroni, Mara Escalante, Mauricio Barrientos, Carlos Espejel, Angélica Vale, Freddy Ortega, Germán Ortega
ProductoraHuevocartoon Producciones
Género: Animación. Comedia | Animales. Secuela

Muchos huevos, poca historia

En el año 2001, los hermanos Gabriel y Rodolfo Riva Palacio Alatriste encontrarían su propia gallina de los huevos de oro al crear los sketches animados de Huevocartoon, donde el albur, el doble sentido, los chistes adultos y la burla a figuras públicas o parte de la cultura pop los pondrían en boca de muchos explotando así su propio fenómeno gracias al internet. 

El huevo filósofo, los Huevopoetas, Huebond, el Huevo Asesino, entre muchos otros, desfilaron como parte de sus alocadas e irreverentes creaciones, teniendo tanto éxito que su siguiente paso fue sacarlos del internet para llevarlos a la pantalla grande con la cinta del 2006 Una Película de Huevos, en la que combinarían una historia original con algunas de las creaciones previas acompañados de un cast de voces interesante que incluía a Bruno Bichir, Carlos Espejel y Angélica Vale.

Quince años después de este primer largometraje, la franquicia de Huevocartoon ya no es la misma, se ha ido desgastando hasta convertirse en un producto completamente diferente. De ser un humor ácido, subido de tono, tirándole a la irreverencia, se volvió un asunto con una mirada más familiar, apostando por el mercado infantil.

Un Rescate de Huevitos, cuarta entrega de la saga de los huevos, sigue la aventura de Toto, un huevo que se convirtió en el mero gallo de pelea de su granja en la anterior cinta. Acompañado de sus amigos de antaño, Tocino, Willy y Bibi, entre otros y después de todas las andanzas que ha enfrentado, ahora encara el más grande reto de todos: ser padre. 

Sin embargo, no le será fácil proteger a sus pequeños huevitos dorados de la amenaza de una coleccionista que busca a toda costa tenerlos en su poder, dilema que llevará a Toto y compañía a viajar por el mundo para salvar a sus recién empollados, encontrándose con algunos nuevos obstáculos y viejos conocidos.

Queda claro que esta franquicia cambió desde la tercera entrega su tono sin muy buenos resultados más que un humor de pastelazo o bromas burdas. Y es que Un Gallo con Muchos Huevos se convirtió en una cinta mucho más familiar o infantil que además realizó la transición del 2D a la animación 3D, uno de los puntos más destacados de esa entrega.

Ahora, el nivel de animación parece haber dado un paso atrás. Si bien el 3D anterior no era brillante, si tenía más delineadas ciertas características de los personajes, cosa que en este Rescate de Huevitos no sucede. Incluso los problemas en este aspecto no sólo son notorios en ese punto, sino también en algunas secuencias en las que los efectos se ven terribles, de muy baja manufactura. 

Asimismo, la película de los Riva Palacio conlleva muchos problemas de congruencia y continuidad en su propio universo, ya que a conveniencia se acuerdan y justifican acciones basándose en anteriores cintas de la saga pero se olvidan de algunos personajes que regresan y hacen como si nunca hubieran existido en este universo. 

La incorporación de nuevas voces al cast tiene también pros y contras. Si bien el doblaje de Mayra Rojas es muy destacado, no se puede sacudir el tono e identidad de su trabajo como Yzma en Las Locuras del Emperador, algo que le afecta a su malvado personaje. Mauricio Barrientos, mejor conocido como ‘El Diablito’, hace un buen papel y tiene uno de los mejores chistes del filme pero es relegado a planes muy secundarios. 

Y que decir de los protagonistas, mismos que de repente pierden ese brillo o guía que habían tenido en anteriores entregas para aquí pasar a ser huevos deslavados que se meten en un relato que pareciera ser una mala copia de Madagascar con algunos otros vistazos de otras películas animadas pero jamás de una película de huevos. 

De lo más destacado es el homenaje que se le hace tanto a Pepe Lavat y Lourdes Morán en los créditos finales, quienes lamentablemente fallecieron antes del estreno de esta cinta. Pero fuera de ello, esta cuarta entrega animada demuestra que la idea de los Huevocartoon y su nueva identidad no han envejecido bien, haciendo que su esencia se diluya en algo que no tiene mucha gracia para niños ni adultos, dejando la lección de que no todo puede seguirse explotando hasta el cansancio y que las ideas se agotan con el tiempo. 

A pesar de que es admirable su esfuerzo, no cabe duda que los hermanos Riva Palacio le ponen muchos huevos pero poca historia a una saga que debería de considerar el descansar hasta reinventarse de buena forma. 

Aarón Navarro

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.