Reseña de la película: Todas las pecas del mundo

Titulo: Todas las pecas del mundo

Dirección: Yibrán Asaud

País: México

Idioma: Español

Año: 2019

Duración: 88 min.

Género: Drama

Clasificación: B

Reparto: Hanssel Casillas, Luis de la Rosa, Loreto Peralta

De la mano del director Yibrán Asuad llegará este 27 de septiembre Todas las pecas del mundo para dar un respiro a la comedia mexicana, la cual parece haberse estancado en una única manera de causar risa, fórmula seguida por la mayoría de cintas con esta temática. La película está ambientada en el año de 1994 y el propio director la describe como su idea de un western de recreo donde los estereotipos se romperán, la bonita no es sangrona, el protagonista no es buena persona y la dark es más buena onda que el resto de sus compañeros.

José Miguel Mota es el chico nuevo de la secundaria y empieza con el pie izquierdo cuando su mamá le manda una lonchera de la cual todos se burlan al verlo pasar; sin embargo, en vez de soportar pacientemente el bullying escolar, se pone al tú por tú con cualquiera sin importar la edad o el tamaño. Aparte de comenzar una amistad con Rodrigo Malo –quien tiene 19 años y no puede salir de primero año−algo más ocurre en su primer día: se enamora de Cristina.

A pesar de que todos dudan de él, José Miguel acepta el desafío y se pone un mes –con calendario en mano− para conquistarla y volverla su novia, con o sin ayuda de sus amigos. Si bien Kenji, el novio de Cristina, en un principio le tiene mucha paciencia, al vislumbrar las verdaderas intenciones del chico nuevo hará todo de su parte para hacerle entender su posición en el patio de recreo.

La trama es entretenida pese a carecer de una historia elaborada o con grandes pretensiones, dando como resultado una de esas cintas apreciables sin tener grandes expectativas y no por eso aburrirte. Si naciste en la década de los 90 a esto súmale el elemento nostalgia y tendrás casi dos horas de risa garantizada con una que otra anécdota de tu infancia o adolescencia rondando por la cabeza. El guion es obra de Yibrán Asuad, Gibrán Portela y Javier Peñalosa quienes se basaron en sus propias vivencias para darle forma a la historia y transportarte a la época donde en lugar de playlists se compartían cassettes.

Los personajes están marcados por una tendencia a hacer lo que no se espera de ellos debido a los estereotipos, el protagonista es egoísta y casi nunca hace lo correcto, el chico grande compensa en habilidades deportivas su carencia de constancia en los estudios; por otro lado, los chicos rubios y populares son buena onda. Y por ello la cinta te engancha, por romper estereotipos, esos clichés en los que solemos encasillar a la población escolar.

Si bien no es el mejor proyecto sí es una opción para el fin de semana, sobre todo cuando estás cansado de ver la que pareciera ser la misma película con diferentes actores y llena de clichés. Esta cinta propone cosas nuevas, se arriesga con una historia simple pero efectiva cumpliendo con su labor de entretener, además de ser protagonizada por buen talento juvenil entre quienes destacan Loreto Peralta (No se aceptan devoluciones), Hanssel Casillas (Vuelven) y Luis de la Rosa (Luis Miguel, la serie).

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.