Reseña de la película: The King’s Man: El origen

Título original: The King’s Man

Año: 2021

Duración: 131 min.

País: Reino Unido

Dirección: Matthew Vaughn

Guion: Jane Goldman, Matthew Vaughn, Karl Gajdusek. Personaje: Dave Gibbons, Mark Millar. Historia: Matthew Vaughn

Música: Dominic Lewis, Matthew Margeson

Fotografía: Ben Davis

Reparto: Harris Dickinson, Ralph Fiennes, Aaron Taylor-Johnson, Charles Dance, Daniel Brühl, Gemma Arterton, Djimon Hounsou, Matthew Goode, Stanley Tucci, Tom Hollander, Rhys Ifans, Alison Steadman, Alexandra Maria Lara.

Productora: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Marv Films, 20th Century Studios, Marv Studios. Distribuidora: Walt Disney Pictures

Género: Thriller. Acción. Comedia | Espionaje. Cómic. Precuela

Sinopsis: Cuando un grupo formado por los tiranos y las mentes criminales más malvadas de la historia se une para desencadenar una guerra que matará a millones de personas, un hombre tendrá que luchar a contrarreloj para detenerlos. Tercera entrega de la saga ‘Kingsman’, ambientada muchos años antes de las anteriores y explicando el origen de la agencia.

El nacimiento de los agentes secretos más elegantes del mundo puede no ser tan elegante.

Allá por el año 2014, la aún viviente 20th Century Fox nos presentaba una película de comedia y acción llamada “Kingsman: El servicio secreto”, basada en el comic “El servicio secreto”, vimos una elocuente y sólida producción sobre jóvenes espías recién egresados de una exigente academia que en cuanto los estudiantes terminaban los cursos los arrojaban al ruedo. Fue una experiencia tan divertida y fresca en aquella ocasión que no pasó mucho tiempo en que fuera confirmada su secuela, “Kingsman: El circulo dorado” que fue una explosión de originalidad al igual que la primera pero con mucho mas presupuesto y ahora con una horda de fans que ansiaba ver las nuevas aventuras del ya conocido “Eggsy”, un muy talentoso Taron Edgerton.

Después de ciertos retrasos provocados por la pandemia (pobre peli, sufrió cuatro retrasos en total), por fin se estrena esta esperada precuela “The King’s Man: El origen”, que, para tortura de muchos, no es lo que esperabas.

Situada a inicios del siglo pasado, esta película nos plantea como fue que nuestro servicio secreto británico favorito (¿Estas leyendo eso 007?) cobró forma y porque los agentes que conocemos actualmente (si es que podemos llamar actualmente a los personajes presentados en 2015-2017) son llamados de la forma en la que ya sabemos y tienen las responsabilidades que tienen para que la agencia funcione de forma correcta.

Si hay algo que hay que resaltar en la saga “KINGSMAN” es el ritmo con el que se desarrollan sus tramas, es acción tras acción y adrenalina al por mayor, en este caso, la precuela no logra arrancar con la misma pasión que sus predecesoras y en ocasiones se siente tediosa y cansada. Con muy contadas y bien logradas escenas de acción, no alcanza a llenar los zapatos de cualquiera de las otras dos películas.

Los personajes no se quedan en tu memoria por mucho tiempo como lo lograron en las otras dos partes, pero están en su mayoría bien desarrollados, nos quedamos con ganas de conocer más sobre el pasado del personaje de Shola y sus motivos de ser servil como lo vimos en pantalla, o de saber que es lo que mueve al personaje de Gemma Artenton para ser tan revolucionaria, podemos decir que el único personaje que conocimos perfecto es el del maestro Ralph Fiennes, ya que si vimos una evolución natural en su persona, y eso se agradece, hasta empatizamos.

Con efectos especiales (los necesarios) bien logrados, el tercer acto del show es quizás el más conciso. Con un villano tipo al que estas películas ya nos tienen acostumbrados, “The King´s Man: El origen” quizás sea la más débil de esta trilogía, pero si es un espectáculo que hay que ver si eres fan de las pasadas.

Dale una oportunidad con sus reservas y enlistaste al servicio de “The King´s Man: El origen” .

Luis Alberto