Reseña de la película: Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos

Título original Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos
Año 2021
Duración 132 min
País Estados Unidos
Dirección Destin Daniel Cretton
Guion Dave Callaham, Destin Cretton, Andrew Lanham.
Música Joel P. West
Fotografía Bill Pope
Reparto Simu Liu, Awkwafina, Tony Leung Chiu-Wai, Michelle Yeoh, Fala Chen, Florian Munteanu, Ronny Chieng, Dallas Liu, Tim Roth, Benedict Wong, Meng’er Zhang, Fernando Chien, Kelli Bailey, Jayden Zhang, Arnold Sun, Alfred K. Chow, Shaun Robert Foley, Christian Harris Neeman
Productora Marvel Studios, Walt Disney Pictures, Fox Studios Australia.
Distribuidora Walt Disney Pictures
Género Acción, Ciencia ficción, Cine de superhéroes, Cine de artes marciales

La película es una sorpresa que para muchos fue casi inesperada. Lo mostrado en los tráileres es una probadita de lo que la película nos presenta. Marvel introduce un héroe de origen asiático al UMC y con él las artes marciales, así como grandes referencias de la cultura china.

Está dirigida por Destin Daniel Cretton y está protagonizada por Simu Liu quien interpreta a Shang-Chi. También cuenta con Tony Leung como Wenwu que muchos identificaran como el mandarín, pero poco se toca el nombre en la cinta, Awkwafina como Katy, la íntima amiga de Shang-Chi, Fala Chen, la madre de Shan-Chi y Meng’er Zhang, la hermana del protagonista, así como Michelle Yeoh como Jiang Nan, la tía de Shang-Chi,

Empezamos con una historia de orígenes donde se toma un enfoque diferente a lo que Marvel nos tenía acostumbrados, trata de mantenerse al margen de sus hermanas mayores, son pocas las menciones que tenemos de otros proyectos de Marvel pero que de igual forma hacen que embone perfectamente en este universo, la película es diferente, es fluida, divertida, llena de muy buenas secuencias de acción y por medio varias escenas retrospectivas busca justificar las intenciones de todos los personajes lo cual termina consiguiendo muy bien.

Ciertamente la película trata de ser fiel a los comics y a sus influencias por lo que nos regala grandes coreografías muy al estilo del cine de artes marciales de los 70-80, y las combina con muy buenos efectos especiales, cosa que seguramente deleitara los ojos de muchos de los espectadores.

El fuerte de la película es el elenco, cada uno ejerce su función y se luce en el momento exacto, Simu Liu hace que el personaje de Shang-Chi este lleno de energía y carisma. También hay que destacar el trabajo de Fala Chen, quien destaca en varias escenas de combate y es de los pilares que impulsa el despegue de la historia. Por otro lado, Tony Leung hace un maravilloso trabajo interpretando al mandarín, quien, a decir verdad, se siente que ablandaron bastante, cosa que se puede llegar a justificar con el contexto pero que a muchos de nosotros nos dejara con hambre de ver un poco más del poder del icónico villano.

La película cuenta con dos escenas post créditos, la primera involucrará a Shang-Chi en un evento de grandes proporciones junto a otros héroes y la segunda nos abre la puerta a una secuela de esta nueva franquicia de Marvel.

Inesperada, buena, sorprendente y con varios giros que te dejaran helado, así es Shang-Chi: La leyenda de los Diez Anillos.

 

 

Daniel Ambriz