Reseña de la película: Ron da Error

Título original Ron’s Gone Wrong
Año 2021
Duración 106 min.
País Reino Unido
Dirección Alessandro Carloni, Jean-Philippe Vine
Guion Peter Baynham, Sarah Smith, Jean-Philippe Vine
Fotografía Animación, David Peers
Reparto Animación, Thomas Barbusca
Productora Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Locksmith Animation, 20th Century Fox Animation.
Distribuidora: 20th Century Studios
Género Animación. Comedia. Infantil | Robots

 

Existen diversos tipos de fórmulas matemáticas que nos explican muchas cosas, incluso movimientos constantes del cuerpo humano, pero, ¿y si hubiera una fórmula que expresara la amistad?, ¿Cómo es que una Inteligencia Artificial podría asimilar un código nuevo si éste se perdiera?

Esta es una premisa en sí misma ya muy interesante, pues podría añadir otro principio a las leyes de la robótica de Isaac Asimov, de cierto modo claro. Además del hecho de que es éste mismo algoritmo el que causa algunas de las problemáticas alrededor de la historia.

Hablando de ella, la historia tiene una argumentación sólida, desarrolla da de buena manera de principio a fin, una época no tan lejana de la nuestra, con tecnología ligeramente más avanzada, precisamente por los B-Bots, los cuales fungen como el siguiente paso evolutivo de los Smartphone, ya que estos llevan la vida social de los preadolescentes que aparecen aquí. Darle un bot con una IA más avanzada a un niño puede ser peligroso, pero el filme también se da a la terea de justificarlo con un control parental en esos bots, al igual de que los usuarios no tienen acceso a un desbloqueo de éste mismo para evitar conflictos. Sin embargo, para darle un mayor clímax a la película, se da una problemática con éste mismo código.

Ya en varias películas nos han dado el argumento de máquinas que piensan por sí mismas y que, incluso, tienen emociones tales como la ira, el amor, tristeza, etc., si bien éste filme es uno de ellos, se centra más en una relación de amistad entre un chico de 12 años y su bot, así como hasta donde es capaz de llegar uno pro defender a un amigo si éste se ve amenazado con dejar de existir, premisa que es bastante fuerte, escondida bajo el concepto de “es solo una maquina”, sin embargo, el carisma, el conocimiento, el albedrío que muestra Ron está tan bien ejecutado que genera en el espectador una serie de emociones nada artificiales.

Sin duda en películas animadas hay que hablar del doblaje. En cuanto al doblaje original, Ron es interpretado por Zach Galifianakis, mejor conocido como Allan en la trilogía de “¿Qué pasó ayer?”, en México doblado por José Antonio Macías, reconocido por dar voz al propio Galifianakis en la saga antes mencionada; como Capitán América en el Universo Cinematográfico de Marvel; DeadPool en sus dos películas con el mismo nombre; como el Guasón en “El Caballero de la Noche”, “Escuadrón Suicida” y Batman LEGO; entre varios personajes más. Teniendo Macías una voz bastante versátil, logra que la voz de Ron se sienta con ese toque mecánico y de una ligera ausencia de conciencia, poder exagerar la voz en ciertos puntos donde hay una comedia mayormente bien ejecutada, así como transmitir seguridad y tristeza en algunos puntos de la trama.

Incluso el propio final del filme está un poco fuera de lo convencional, pues, si no es un final feliz, es uno que deja un sabor agridulce, lo cual es perfecto para no dar siempre en una película animada una conclusión que sea “color de rosa”, pero que no sea amargo como tal, una culminación bien balanceada.

 

Hay pocos puntos de los cuales cojea ésta cinta, uno de ellos podría ser un antagonista que se siente algo forzado y bastante predecible desde el comienzo, al igual de que los motivos de éste mismo son meramente avariciosos, lo que hace que se sientan flojos y sin personalidad.

Hacer amigos no es nada fácil en la secundaria, aun menos en estos tiempos en donde la tecnología abarca gran parte del tiempo de las personas, ya no hay tanta interacción personal, todo es por mensaje, por videos en vivo, etc., así que el mensaje de éste filme es muy claro y directo: los verdaderos amigos se apoyan por más difíciles que sean las circunstancias, quizá no se logré conseguir todo con “el poder de la amistad”, pero los amigos estarán aun en la derrota.

 

Isaac Medina