Reseña de la película: No soy quien crees

Título original: Celle que vous croyez

Año: 2019

Duración: 101 min.

País: Francia

Dirección: Safy Nebbou

Guion: Safy Nebbou, Julie Peyr (Novela: Camille Laurens)

Música: Ibrahim Maalouf

Fotografía: Gilles Porte

Reparto: Juliette Binoche, Charles Berling, François Civil, Nicole García, Guillaume Gouix, Jules Houplain, Claude Perron, Marie-Ange Casta

Productora: Diaphana Distribution

Género: Drama. Romance | Internet / Informática

Si las mujeres salimos con hombres menores nos llaman cougars pero si los hombres salen con chicas menores ¿cómo les llaman? Simplemente hombres. Con esta frase sobre la mesa, es fácil hacerse una idea errónea de lo que tratará la película; sin embargo, las relaciones de diferente de edad es sólo uno de los temas que aborda y se enfoca más bien en hablar del amor y de todos los peligros y bifurcaciones a causa de la tecnología, canal tan importante hoy día cuando se habla de estos temas.

No soy quien crees es una cinta francesa que nos mete en la vida de Claire, una mujer quien le cuenta a su terapeuta sobre su relación inicial con Ludo, una pareja ocasional más joven y que tras una pelea, detona lo que se convertirá en la perdición de la mujer. Claire decide crearse una cuenta de Facebook falsa para saber qué es de la vida de su ex, pero no se conforma con el stalkeo sino que decide agregar a su roomie Alex para así saber más de Ludo.

Tras un par de mensajes de coqueteo y un sinfín de likes y comentarios, la “pareja” intercambia teléfonos y empiezan a tener largas conversaciones y hasta cibersexo. Sin embargo, Alex piensa que está ligando con Clara; una chica de 25 años; de tez blanca y pelo rubio; becaria de moda y con una personalidad un tanto extraña pero interesante, ya que esto es lo que le han hecho creer las fotografías que sube a su cuenta, elemento que sólo ha contribuido a que ambos se enamoren, una sin saber en qué momento cayó en su propia trampa, el otro sin sospechar del embauque.

“¿De quién es el rostro y personalidad que se le ha dado a Clara?” Pregunta sesión tras sesión la terapeuta a Claire, quien asegura no saberlo y responde siempre con frases del tipo “…en internet es fácil conseguir esas fotos, todos suben cantidad de información personal a sus cuentas, son de fácil acceso para todo el mundo, son un libro abierto”.

Con estas pequeñas charlas entre dos mujeres maduras, logramos darnos una idea de que esto no será un simple drama, sino una crítica a cómo cualquiera puede ser timado en las redes sociales, no sólo por no saber quién está del otro lado, sino por desconocer la importancia de la otra persona en tu vida. Además vemos una evolución fascinante de Claire, quien en un principio parece ser una profesionista práctica, meticulosa, seria y que parece tener todo controlado, para pasar poco a poco a “no fingir tener 25 años, sino tenerlos de verdad”.

Juliette Binoche interpreta a Claire, nuestros ojos a través de casi toda la cinta. Es su interpretación y voz la que nos introduce en la historia, nos desglosa poco a poco los hechos que fueron ocurriendo –o hubieran podido/debido pasar− como si nosotros fuéramos su terapeuta, embace temporal de sus pensamientos mientras ella se recupera para ser una mejor versión de sí misma.

No soy quien crees es un filme con una trama simplemente fascinante que logra atraparte casi al instante ¿hasta dónde llegará el juego de Claire? Es la primera pregunta hecha por el espectador cuando la mujer inicia con la creación de una personalidad falsa. Lo distintos giros que da o pareciera dar la trama es lo que mantiene el ritmo sin volverse aburrida en ningún momento. Además, la fuerza interpretativa del cast hacen absolutamente imposible apartar la vista de la pantalla. Esta película es sin duda un imperdible que podrás ver en tu cine de preferencia a partir del 28 de febrero.

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.