Reseña de la Película La Llorona

Título original: La llorona
Año: 2019
Duración: 97 min.
País: Guatemala
DirecciónJayro Bustamante
Guion: Jayro Bustamante, Lisandro Sánchez.
Idea: Jayro Bustamante
Música: Pascual Reyes
Fotografía: Nicolas Wong
Reparto: Sabrina De La Hoz, Margarita Kénefic, María Mercedes Coroy, Julio Diaz, Juan Pablo Olyslager, Ayla-Elea Hurtado, María Telón
Coproducción: Guatemala-Francia; La Casa de Producción, Les Films du Volcan, El Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala
Género: Drama. Fantástico. Terror | Fantasmas. Sobrenatural

 

Dentro de las leyendas que tienen diversos pueblos de Latinoamérica, sin duda una de las más famosas es La Llorona. En el caso de México, hay por los menos en cada estado de la república un origen diferente de esta misma, dando origen a diferentes versiones cinematográficas que van desde La Llorona (Peón, 1933), su homónima de 1960 con Mauricio Garcés dirigida por René Cardona, hasta tiempos recientes con Kilómetro 31 (Castañeda, 2006) e incluso en el mundo animado con La Leyenda de la Llorona (Rodríguez, 2011).

Es así que llega ahora un nuevo relato en que uno de sus puntos más fuertes es el dar a conocer que esta leyenda también es de talla internacional, todo gracias a esta película de origen guatemalteco, dirigida por Jayro Bustamante de nombre La Llorona; algo que en su hechura resulta culturalmente curioso, pues los tintes de la cultura Maya, en específico del pueblo Ixil, que se presentan a lo largo de la trama, son interesantes y una parte importante en la argumentación de la cinta.

Contar la historia de origen de una leyenda tan grande como La Llorona no es algo fácil de conseguir, pero Bustamante logra relatar en algunos minutos, y con un buen uso de flashbacks, este mismo, claro que dentro del propio contexto cultural en el que se encuentran.

Otro aspecto destacable en la cinta es el juego del suspenso psicológico, desde un inicio hay un par de momentos en los que te toma por sorpresa y hace que des un respingo, al igual que usa algunos efectos de sonido un tanto fuertes para ayudar a ese aspecto de mantener en tensión al espectador. La música de fondo junto con las escenas donde es de noche y a oscuras también juegan un papel importante en hacer que te sientas alerta sobre si algo o alguien saldrá de la nada en cualquier momento.

Lamentablemente, estas escenas y momentos son escasos alrededor de toda la película, pues el espectador pasa más tiempo pensando en qué momento habrá algo que asuste que lo que en realidad asusta. No se necesitan grandes efectos ni un gran presupuesto para lograr esa sensación en el público, pero puede percibirse que Bustamante no aprovechó del todo el suspenso psicológico que se sentía en los primeros minutos.

Otra situación interesante es que la cinta de Bustamante no se siente como un filme completamente de terror, sino, como ya se mencionó anteriormente, una trama de origen, además de que este mismo se cuenta en pocos minutos, lo cual no es malo, pero, si bien el origen es uno de los puntos fuertes de la película, se siente como una parte secundaria de la cinta, pues muchos de los hechos se centran más en el pasado de Enrique Monteverde y en las consecuencias que le está trayendo en el presente, dejando de lado al resto de su familia e incluso a la propia Llorona. 

Más allá de ello, este filme destaca muy bien en el cine latinoamericano, no por nada ya fue nominada a Mejor Película de Habla No Inglesa en los Globos de Oro y a Mejor Película Iberoamericana en los Premios Goya, pues le da una importancia muy significativa al pueblo Ixil y a una de las leyendas más reconocidas, incluso hasta temidas, en Latinoamérica. Sin embargo, si deja a desear dentro de su género, pues no consigue dar un verdadero terror, sino que muestra la leyenda de la Llorona y lo combina con un suceso histórico importante en Guatemala, dando más importancia a estos hechos que al suspenso o terror en sí mismo.

Isaac Medina