Reseña de la película: La civil

Título original: La civil

Año: 2021

Duración: 120 min.

País: México

Dirección: Teodora Mihai

Guion: Habacuc Antonio De Rosario, Teodora Mihai

Música: Jean-Stephane Garbe, Hugo Lippens

Fotografía: Marius Panduru

Reparto: Arcelia Ramírez, Álvaro Guerrero, Jorge A. Jimenez, Ayelén Muzo, Juan Daniel

Productora: Coproducción México-Bélgica-Rumanía

Género: Drama

Sinopsis

Cielo es una madre cuya hija adolescente es secuestrada en el norte de México. Cuando las autoridades no ofrecen apoyo para la búsqueda, Cielo toma el asunto en sus propias manos y se transforma de ama de casa en una militante vengativa.

Opinión

El 19 de mayo llega a la pantalla grande La civil, ópera prima de Teodora Mihai que a pesar de haber nacido en Rumania se siente tan apegada a México que decidió visibilizar este problema que lleva tantos años dañando nuestra sociedad, siendo además una gran herida y vergüenza a nivel internacional; estoy hablando de las desapariciones de personas a causa del narcotráfico.

A través de los ojos de Cielo, interpretada de manera magistral por Arcelia Rodríguez, vemos el calvario que vive una madre cuando se entera de la desaparición de su hija a manos de miembros de un cartel de su pueblo, donde llevan años “subsistiendo” con ellos sin que nadie haga nada y las personas que deberían hacerlo, se han vuelto cada vez más deshumanizadas.

Cielo es el personaje más equilibrado, no sólo por ser la protagonista, sino porque la vemos convertirse de una típica madre quien es descrita como sometida a lo que su ex esposo (Álvaro Guerrero) disponga, en una guerrera que saca fuerzas de su miedo y desesperación para hacer el trabajo que le tocaría a la policía o la fiscalía y quienes han caído en una especie de sopor de conformismo que obliga al ejército a intervenir.

Cielo no se victimiza, sino que va más allá de la moralidad al intentar descubrir qué pasó con su hija Laura y no duda en ir contra aquellos que en algún momento se hicieron llamar “amigos”, mostrando que en ese círculo vicioso en que la delincuencia ha sumido a ciertas comunidades, hasta aquellos que conoces de toda la vida, podrían ser quienes te vendieron por dinero.

La fotografía se vale de colores alegres para mostrar el pintoresco paisaje que rodea al pueblo, tonos que cambian a negros y neones en la habitación de Laura una vez que su madre descubre que está desaparecida, utilizando esta gama de color cada vez que la madre se enfrenta al narco, para demostrar que incluso una habitación vacía puede causar miedo si es que se encuentra así a causa de una desaparición forzada.

Los personajes de La civil demuestran varios matices, donde los malos tienen familia y amigos, quienes obviamente sufren por sus actos y las consecuencias, pero también aquellos que podrían ser los héroes y deberían demostrar una brújula moral que tienda siempre a hacer siempre lo correcto, terminan por ceder ante la violencia que tanto odiaban.

La civil es una cinta que sigue poniendo el dedo en el tema del narcotráfico y cómo su poder va más allá de vender sustancias ilegales, sino que han hundido pueblos, ciudades, estados en el terror de las familias incompletas, desconfianza en las autoridades y la incertidumbre de no saber en quien confiar o en qué momento harás algo que desencadene un ataque a tu persona.

 

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.