Reseña de la película: La Camarista

Título: La Camarista
Dirección: 
Lila Avilés
Guion: 
Lila Avilés, Juan Carlos Marquéz
Fotografía: 
Carlos Rossini
Elenco: 
Gabriela Cartol, Teresa Sánchez, Agustina Quinci, Alán Uribe
Género: Drama
Distribuidora: 
Cine CANIBAL
País: 
México
Duración: 
102 min.
Fecha de estreno: 
2 de Agosto de 2019

El cine mexicano siempre da de que hablar, para bien o para mal. Ya sea por el contenido de sus blockbusters que no cambian su tono de comedia tonta, los recortes en apoyos y cultura o los récords impuestos a nivel nacional de tener una cinta mexicana en el Top 10 de taquilla por 34 semanas seguidas, así como por los logros internacionales del cine de autor y los nombres reconocidos en festivales internacionales que han logrado premios importantes.

Aunque para algunos, el cine mexicano tiene un nivel mediocre, ese dato puede ser engañoso. Hay cintas que, lamentablemente no duran tanto en cartelera comercial que pueden tener una propuesta distinta a lo que siempre se ve. Ahí esta, por ejemplo, Sopladora de Hojas (Alejandro Iglesias Mendizábal, 2015), El Club de los Insomnes (Giordano y Goyri Jr., 2018), Distancias Cortas (Guzmán Álvarez, 2015), El Alien y yo (Magaña Vázquez, 2016), entre otras.

Por otro lado encontramos películas como Museo (Ruizpalacios, 2018) donde podemos ver una interpretación diferente acerca del robo de reliquias del Museo Nacional de Antropología en los 80, Las Niñas Bien (Márquez Abella, 2018), adaptación de los escritos de Guadalupe Loaeza acerca de la alta sociedad y la crisis económica ochentera en el país, incluso la más reciente cinta de corte comercial, ¿Conoces a Tomás? (Torres, 2019) que habla de una forma empática acerca del problema del autismo, todas ellas con el apoyo de distribuidoras que las hacen ver fuertes y aguantan el empuje de productos internacionales para lograr recaudar taquilla sin dejar de lado la calidad.

Entre estas excepciones, llega a la cartelera mexicana la ópera prima de Lila Avilés, La Camarista, película que ha tenido presencia en festivales importantes, tales como el de Toronto y Morelia, siendo en este último en el que se levantó con dos de los galardones más importantes: el premio del jurado a Mejor Largometraje Mexicano y el premio de la prensa a Mejor Largometraje de Ficción.

Avilés, quien también co-escribe el guión de la cinta, nos cuenta el relato de Eve (Gabriela Cartol), una camarista que trabaja en un hotel de la Ciudad de México, de una manera intimista. La seguimos en su rutina, su día a día mientras nos va mostrando lo difícil que puede ser su trabajo debido a la alienación y a la soledad que puede provocar.

Uno de los puntos más destacados en esta ópera prima sin duda son las actuaciones. Tenemos por ahí a la actriz Teresa Sánchez, quien en su rol secundario de la «Minitoy» provoca risas en el espectador y ayuda a ver la evolución de Eve, nuestro personaje principal, convirtiéndose en un personaje que enriquece a la trama.

Pero es Cartol con su Eve la que se lleva las palmas. Ver su desarrollo es de lo más interesante que tenemos en esta cinta íntima, donde somos testigos de su vida, la acompañamos en todo lo que hace, en sus sueños y decepciones, hasta que nos damos cuenta que de ser aparentemente un personaje unidimensional, Eve está llena de capas y de una profundidad que contagia poco a poco, hasta hacerla empática con el espectador.

Sin duda, el factor de la dirección también tiene un papel importante, ya que la decisión de Avilés de ser tan intimista, de prácticamente estar y ver/vivir con ella esa rutina nos mete de lleno en la dinámica del personaje, que oculta sus problemas, se muestra reservada hasta tener una catarsis final que es necesaria. Las tomas cerradas son algo que le da una voz propia a la película, sin duda.

El guión, inspirado en anécdotas que la directora y el co-escritor Juan Carlos Márquez recopilaron de hacer entrevistas y seguir el día a día de camaristas reales en ciertos hoteles de la ciudad, le da cierto aire natural a la película que se aplaude; sin embargo, hay que aclarar que el ritmo de la cinta y esa manera casi contemplativa y por momentos sin diálogo puede parecer un tanto pesada para los que no están acostumbrados a este tipo de películas con aires contemplativos.

La ópera prima de Lila Avilés resulta ser un proyecto diferente en el cine mexicano actual, un retrato intimista que sorprende por el estupendo desenvolvimiento de Cartol y compañía, que nos llevan más allá de una rutina diaria en la vida de estos empleados, mostrándonos la luz y sombra de su día a día.

Nominada a 10 Arieles en la entrega de este año, La Camarista nos entrega un ejercicio cinematográfico donde los silencios y el aire íntimo transmiten más que las palabras, entregándonos un trabajo que nos hace reflexionar acerca de la misma condición humana, las diferencias sociales y hasta el clasismo. Pero sobre todo, nos entrega una de las mejores películas mexicanas del año, dejando de lado la corriente comercial y demostrando que si hay calidad en la industria cinematográfica nacional.

Calificación: 9.0/10

“La Camarista” llegará a las salas de cine de México el viernes 2 de Agosto de 2019.

Aarón Navarro

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.