Reseña de la Película Escape Room 2: Reto Mortal

Título original: Escape Room: Tournament of Champions
Año: 2021
Duración: 88 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Adam Robitel
Guion:Maria Melnik, Daniel Tuch, Will Honley
MúsicaJohn Carey, Brian Tyler
FotografíaMarc Spicer
Reparto: Taylor Russell, Logan Miller, Indya Moore, Holland Roden, Thomas Cocquerel, Carlito Olivero, Avianah Abrahams, Jay Erving
Productora: Original Film, Shaken Not Stirred, Moonlighting Films, Columbia Pictures.
Distribuidora: Sony Pictures
Género: Acción. Thriller. Terror. Intriga. Secuela

Juegos, trampas y el siguiente paso de una saga

La moda de los ‘escape rooms’ llevó inevitablemente a Sony Picures a crear una cinta de terror hace un par de años, dirigida por Adam Robitel, en que un grupo de seis extraños tenían que buscar escapar de diversos cuartos con vida. El filme, llamado Escape Room tuvo  éxito al recaudar 150 mdd en Estados Unidos cuando hacerla costó solamente 9 mdd, lo cual derivó en generar una segunda parte que continuara con el relato de estos maquiavélicos juegos y de quién está detrás de ellos.

Así, esta secuela trae de vuelta a los dos sobrevivientes del último juego, Zoey (Taylor Russell) y Ben (Logan Miller), que tratan de exhibir a la malvada corporación detrás de todo ello, Minos. Pero en su afán de ir a buscarlos para acabar con su legado, se encuentran de nuevo inmersos en una prueba más, esta vez acompañados por otros elegidos que tienen algo en común con los protagonistas.

Robitel sigue explotando los mismos recursos del anterior filme. Trampas mortales, tensión a contratiempo, violencia y el uso de personajes poco desarrollados usados como carne de cañón para divertimento no sólo de la malvada corporación Minos, sino del espectador mismo que, si se engancha con la cinta es justamente por el morbo.

En esta entrega, quien roba protagonismo es Zoey, interpretada por Taylor Russell, en quien se enfoca la cinta al hacer de su temor a volar un punto crítico en el relato que dará cierto giro que puede abrir nuevas puertas a la franquicia. Es su miedo, su deseo de supervivencia y de tirar a la malvada corporación lo que la lleva a tener que volver a ganar el juego a cualquier costo.

Por su parte, Ben (Logan Miller) se convierte en un patiño más que carece de mayor desarrollo y cuya única motivación gira alrededor de la misión de Zoey.  Esto hace que la secuela se convierta en una especie de refrito de la anterior pero con mayores valores de producción y trampas más elaboradas que dejan atrás las anteriores (¿alguien recuerda el cuarto alucinógeno?), algo que hace que el ritmo se mantenga más allá de su tremenda simpleza o hasta incongruencia. 

Y es que como pareciera ser costumbre últimamente, hay algún giro de tuerca que si bien puede resultar sorpresivo, termina por generar algunos sentimientos encontrados pero también por generar la oportunidad de plantear nuevas cosas en un thriller que denota a leguas sus intenciones de generar una franquicia al más puro estilo de las cintas serie b de terror. 

Afortunadamente, es la pasión de Robitel, director de la anterior entrega, la que hace que este ‘Escape Room’ no se convierta en algo tedioso y ridículo, mostrando la experiencia que tiene en el género con The Taking of Deborah Logan (2014) o la cuarta entrega de la saga Insidious, La Última Llave (2018), mostrando que, sin arriesgar mucho en su relato, apuesta a lo seguro: un básico thriller de supervivencia que cumple con entretener. 

Así, parece que el verdadero Reto Mortal no es el de esta película, sino el de tratar de darle vida a una especie de franquicia con ideas que no resulten cansadas, algo que podría suceder si es que los rumores acerca de la existencia de dos cortes, tanto el cinematográfico como uno con la visión del director, son ciertos y que puede dar como resultado una pieza más en el cubo que este cuarto de escape que, con todo y lo absurdo o repetitivo, funciona para entretener a todos aquellos que son fans de la primera cinta o de este tipo de juegos.

Aarón Navarro

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.