Reseña de la película: El hombre del norte

Título original: The Northman

Año: 2022

Duración: 136 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Robert Eggers

Guion: Robert Eggers, Sjón Sigurdsson

Música: Robin Carolan, Sebastian Gainsborough

Fotografía: Jarin Blaschke

Reparto: Alexander Skarsgård, Nicole Kidman, Anya Taylor-Joy, Willem Dafoe, Ethan Hawke, Björk, Claes Bang, Ralph Ineson, Kate Dickie, Murray McArthur, Ian Gerard Whyte, Hafþór Júlíus Björnsson, Ian Whyte

Productora: Regency Television, Focus Features. Distribuidora: Focus Features

Género: Aventuras. Drama | Vikingos. Siglo X. Venganza. Cine épico

 

 

El 14 de Abril llegará a las salas de cine de todo el país la más reciente cinta de Robert Eggers, quien no es un desconocido en el medio, puesto que sus dos trabajos anteriores La bruja y El faro dejaron un buen sabor de boca en el público y la crítica ¿podrá El hombre del norte estar al nivel de sus antecesoras?

La trama se nos presenta a manera de epopeya vikinga donde el honor y el deber para con tu clan significan todo. En pleno siglo X, en Islandia, el Rey cuervo lleva a cabo un rito con su hijo, el príncipe Amleth (Alexander Skarsgård) que asegurará la sucesión del trono por el legítimo heredero cuando las puertas del inframundo se abran para el actual soberano; sin embargo, como en toda tragedia, este panorama llega más pronto que tarde y de la mano de quien menos se esperaba –o quizás sí−.

Así queda marcada la vida de un joven Amleth, quien debe escapar de su aldea hacia el mar mientras se da fuerzas al repetir el mantra: «Te vengaré, padre. Te salvaré, madre. Te mataré, Fjölnir». Abriendo así las puertas de una historia llena de caos, brutalidad, traiciones e intriga, pero que también da paso al amor, la magia y los elementos oníricos, que se entretejen con la realidad sin dar por sentada alguna diferencia entre unos y otros.

El guion se basa en una antigua leyenda escandinava que sirvió también de inspiración a Hamlet, de William Shakespeare, pero gracias a Eggers y Sjón Sigurdsson logra no sólo contarte una trágica historia, sino varias leyendas del folclore que en la cinta se ven reflejadas no como meros cuentos del boca a boca, sino como una realidad tangible que se presenta en el día a día.

Los primeros minutos son abrumadores, ya que con la mera introducción de los personajes, los ritos que para nosotros serían brutales y asquerosos, se llevan a cabo sin ninguna clase de filtro para el público susceptible. Este tono será el que prevalecerá todo el largometraje, haciendo que prácticamente vivas la vida vikinga con todo el horror y la magia de la época.

En cuanto a las actuaciones son por demás convincentes, desde un príncipe trasformado en un berserker que, encarnado por la imponente figura de Skarsgård, no deja lugar a dudas de su intimidante presencia; hasta una tierna, pero astuta mujer eslava –a quien comparan con una valquiria− interpretada por Anya Taylor-Joy, cuyo personaje nos recuerda al de The Witch, pero con poderes y conocimientos otorgados por la madre naturaleza.

El hombre del norte es una cinta brutal que se apega –sin intentar remediarlo o mostrar una parte rosa− a la vida de los vikingos, donde las aldeas eran atacadas para volver esclavos a sus habitantes y todo se arreglaba con el filo de la espada; sin embargo, por momentos pierde el rumbo al intentar mezclar tantos elementos de su folclore, cambiando el tono e intentando –sin éxito− una mezcla perfecta de los mitos con la realidad y el cómo concebían los nórdicos y escandinavos la vida misma.

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.