Reseña de la película: Dino King: Viaje a la montaña de fuego

Título original: Dino King 3D: Journey to Fire Mountain aka

Año: 2019

Duración: 92 min.

País: Corea del Sur

Dirección: Han Sang-Ho

Guion: Yoon-Mi Jang, Han Sang-Ho

Fotografía: Animation

Reparto: Animation

Productora: Coproducción Corea del Sur-China; Dream Search Entertainment. Aventuras

El tema de los dinosaurios es uno de los más apasionantes para los niños y niñas de todas las generaciones, es común ver prendas de ropa con estos estampados; figuras de juguete, libros del tema y por supuesto, películas y caricaturas. Sin embargo, tiene varios años en que el género parece resumirse en Jurassic World mismo que los muestra como depredadores sanguinarios dignos de ser temidos.

No obstante, inicios de los 90, hubo películas como Pie pequeño –con infinidad de continuaciones−, Dinosaurios (de Dreamworks) y por supuesto la mítica serie de Disney llamada también Dinosaurios, las cuales presentaban la vida y costumbres de estos animales mientras hilaban una historia para contar, viéndolos no como seres temibles sino como los gigantes que habitaron la tierra antes que los humanos.

Este 1 de enero llegará a todas las salas de cine Dino King: viaje a la montaña de fuego, cinta que nos cuenta la historia de Speckles un Tarbosaurus quien ha perdido recientemente a su compañera y quedado a cargo de su hijo Junior, un completo cobarde. Después de intentar infundirle valor sin éxito, el padre intenta obligarlo a enfrentarse a sus temores, dejándole muy claro lo desilusionado que está de él, lo que desencadena el ataque de una banda de Velociraptors quienes se llevan a la cría a un gueto donde coexisten especímenes jóvenes de diferentes especies, separados de sus manadas.

Tras lo anterior, inicia la búsqueda de Speckles para recuperar a su única familia, travesía a la cual se unirá una Terbosaurus hembra y un Ankylosaurus casi ciego quien los guía a través de su olfato en la búsqueda de Junior, quien se hace amigo de una pequeña Torosaurus, así como otras especies, mismas que si bien en un principio son bastante crueles al ver que es un cobarde –recordemos que su especie es un depredador dominante y el “estereotipo” lo marcaría como un alfa nato−terminan por apoyarlo en su idea de trazar un plan que los lleve a la libertad.

Como podemos darnos cuenta, el filme coreano retoma la historia de Buscando a Nemo para adaptarla con dinosaurios, la trama es previsible y aunque constantemente se añaden nuevas especies para captar la atención de los menores, estos no logran ganar peso en la epopeya de Speckles. Aunque los personajes principales están bien definidos, todos los incidentales no se construyeron adecuadamente, error grave pese a estar en una cinta de niños donde este tipo de detalles no son tomados muy en cuenta por el público.

No obstante, la animación es aceptable y aunque humaniza a las criaturas al hacerlas comunicarse y tener sentimientos, no altera en demasía sus rasgos físicos para demostrarlo sino que conserva la anatomía de un dinosaurio, así como sus instintos, enseñando a los niños el viaje en manadas de estos gigantes además del salvajismo y furia a la hora de pelear, instintos y reacciones que aún podemos observar en el reino animal.

Para los niños, la fusión entre las técnicas digitales y de sonido usadas para presentar a estos seres extintos será un verdadero deleite ya que algunos aún son impresionables para enfrentarse a cintas como Jurassic Park pero se encuentran interesados en los restos fósiles, además, el filme pese a pintarlos como criaturas bonitas no los hace perder por completo sus instintos y esto se agradece para aquellos que quieren mostrar el verdadero comportamiento de estos seres a sus pequeños.

 

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.