Reseña de la película: Cyrano, mon amour

Dirección: Alexis Michalik

Duración: 112 min

Producción: Francia 2019

Reparto: Thomas Solivérès, Olvier Gourmet, Mathilde Seigner

Guion: Alexis Michalik

Género: Comedia dramática

SINOPSIS

París, diciembre de 1897. El joven poeta Edmond Rostand, aún no cumple treinta años, pero ya tiene dos hijos y muchos problemas pues no ha escrito nada en dos años. Desesperado, le ofrece al gran actor Constant Coquelin una nueva obra: una comedia heroica escrita en verso para su estreno en navidad. El único problema es que aún no la escribe… A pesar de los caprichos de las actrices, de los requerimientos de los productores y de los celos de su esposa, Edmond empieza a escribir esta obra en la que nadie cree. Por el momento sólo tiene algunos versos y el título: “Cyrano de Bergerac”.

OPINIÓN

Edmond Rostand es un poeta dramaturgo increíble, que maneja frases en romance inigualables, que podría cautivar la atención de cualquier oyente, pero en la época donde se encuentra ya no es suficiente y este tipo de poemas ya no son de interés para la audiencia. Así que esto provoca un desbalance en su vida y se crea un caos en su cabeza.

Después de un buen tiempo, nuestro personaje principal nos hace estar inmersos en sus conflictos y sus soluciones, por ello me sentí identificado con ciertas características del personaje; es alguien que no deja morir lo que mejor hace en su vida y se sigue nutriendo cada vez más, él se encuentra rodeado de su familia y buenas personas. La psicología de este personaje principal es audaz, astuto, romántico, amante de lo que hace y con un gran mundo por delante por el carácter que tiene.

Es por ello que se le da una oportunidad más, para dar a conocer sus talentos. Es cuando un reconocido actor venido a menos le pide escribir una pieza para volver a triunfar.  Edmond Rostand se vuelve el autor de ‘Cyrano de Bergerac’, esta gran obra consta de cinco actos y será interpretada para teatro, donde el actor podrá llegar a tener una buena oportunidad de regresar a los escenarios teatrales.

¿Has llegado a no tener inspiración? Entonces por esta parte, llegarás a sentirte identificado con Edmond Rostand, quien en un momento de su vida se sentía así, pero todo cambio por ser él mismo y hacer lo que le encantaba.

Esta película tiene referencias de los hermanos Lumière en sus comienzos, donde da inicio el cine. Y es gracias a sus proyecciones que el ámbito teatral comenzó a perder un poco de auge.

 

Erick López