Reseña de la película: Como si fuera la primera vez

Título original: Como si fuera la primera vez

Año: 2019

Duración: 109 min.

País: México

Dirección: Mauricio T. Valle

Guion: Mauricio T. Valle (Historia original: George Wing)

Música: Franco Medina-Mora

Fotografía: Alejandro Cantú

Reparto: Vadhir Derbez,  Ximena Romo,  Alejandro Camacho,  Paco Rueda,  Iliana Fox, Johnie Mercedes,  Katherine Montes,  Marien Zagarella,  Loraida Bobadilla, Cynthia Guzmán,  Omar Augusto Luis

Hace más de diez años llegaba a las pantallas de cine otra comedia romántica estelarizada por Drew Barrymore y Adam Sandler ─quienes habían logrado un gran éxito con “El cantante de bodas”─ y que nos presentaba la historia de una mujer sin memoria a corto plazo. Hoy, en pleno 2019 y cuando pareciera que en general la industria del entretenimiento se está quedando sin ideas aparece la versión mexicana de “Como si fuera la primera vez”, sí, incluso con la misma traducción dada en 2004 a “50 First dates”. 

La historia esta vez ocurre en República Dominicana, donde Diego, un biólogo marino llega a ayudar con los delfines del parque acuático, aunque sólo por algunas semanas. Luci es la hija del dueño de uno de los hoteles y aunque irradia vitalidad posee una condición médica que hace a la familia quedar varada allí; tuvo un accidente dos años atrás golpeándose la cabeza y perdiendo la memoria a corto plazo, lo cual la lleva a olvidar todo en cuanto se queda dormida haciéndola repetir el día del accidente por los últimos dos años.

Diego la conoce en el restaurante y hay entre ellos una atracción inmediata; sin embargo, al otro día cuando él intenta seguir con su coqueteo ella lo manda retirar de su mesa y es así como se entera de la enfermedad de la chica. Tras esto, decide ganarse su corazón día a día ─lográndolo unos días sí y otros no─ ante la vigilancia constante del padre y hermano de Luci, quienes la hacen vivir una farsa constante en la que el 6 de noviembre de 2016 se repite hasta mediados de marzo del 2018.

La trama no cambia en casi nada a la original, quizás sólo el que la historia es desde el punto de vista de Luci y que se centra más en una verdadera historia de amor. Y es quizás este su mayor acierto, contar una linda y entretenida historia románticaque pese a tener ciertas dosis de humor no las usa como recurso para la narrativa.

Las actuaciones son buenas. Ximena Romo le da un toque bastante tierno al personaje de Luci y al ser un talento joven hace creíble la sobreprotección de su familia hacia ella. Su padre es interpretado por Alejandro Camacho, quien con esa presencia fuerte que lo caracteriza hace el contraste perfecto entre la estupidez del hermano y el toque infantil de ella. Vadhir Derbez hace un buen papel, si bien es reconocido por ser el hijo de Eugenio, en esta ocasión se sale de la comedia hecha por su progenitor y encarna a Diego, un joven que conoce al amor de su vida y hará lo que sea para conquistarla.

La fotografía es hermosa. República Dominicana es uno de esos lugares paradisiacos no explotados del todo por la industria del cine. Ver los tonos azules y verdes del mar así como lo colorido de sus calles y un poco de su cultura se agradece en cada secuencia. Sin embargo, ni esto logra quitarte de la cabeza estar viendo una película que es “buena” porque su antecesora lo fue, aunque la adaptación está más apegada a los jóvenes de ahora por las edades de los protagonistas y la tecnología no logra superar a la primera y al carisma y buena actuación de Drew. La película funciona y entretiene sólo porque es una adaptación de un éxito.

«Como si fuera la primera vez» llegará a las salas de cine de México el viernes 30 de Agosto de 2019.

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.