Reseña de la película: @BUELOS

Título original @buelos, nunca es tarde para emprender
Año 2019
Duración 98 min.
País España
Dirección Santiago Requejo
Guion Javier Lorenzo, Santiago Requejo
Música Ínigo Pírfano
Fotografía Ibon Antuñano
Reparto Carlos Iglesias, Roberto Álvarez, Ramón Barea, Ana Fernández, Lara Corrochano, Clara Alonso, Raúl Fernández, Eva Santolaria, Mercedes Sampietro, Claudia Molina, Óscar Lara, Roman Rymar, Flora López, Josema Pichardo, Javier Lorenzo
Productora 2:59 Films
Género Comedia. Drama | Vejez/Madurez. Trabajo/empleo

El emprender no distingue edades

El cine es una forma de emprendimiento muy particular donde se toma un proyecto, se apuesta por darle vida esperando que los resultados sean buenos y se sigue adelante o, simplemente, se busca una nueva historia u otra especie de aventura de la cual uno puedo tomar las riendas. 

La definición de la palabra emprendedor nos remite a alguien que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo. Si nos ponemos a pensar, todos en la vida llegamos a serlo tal vez sin darnos cuenta, sin importar la edad, la experiencia o falta de ella. 

Tomando esto en cuenta, desde España, llega una ópera prima por parte de Santiago Requejo que nos recuerda que la vida es una aventura y que no importa la edad ni las limitaciones, nunca es tarde para poder emprender, esto gracias al filme @BUELOS, donde también coescribe el guion. 

En este relato nos encontramos con tres fieles amigos ya jubilados, Isidro (Carlos Iglesias), Desiderio (Ramón Barea) y Arturo (Roberto Álvarez), que de repente se dan cuenta de la falta de oportunidad que hay en el mercado laboral para la gente de su edad. Es así que Isidro toma la decisión de montar su propia empresa al lado de ellos con un giro un tanto complicado pero interesante: una guardería. 

Aunque el relato toca todos los elementos de fórmulas ya probadas en las comedias dramáticas, @BUELOS se distingue por su corazón y buena vibra en una especie de ‘feel good movie’ que nos menciona de buena forma cómo nunca es tarde para emprender, tomar riesgos y salir adelante en la vida enfrentado las adversidades que se presenten. 

A su vez, nos presenta este dilema de la edad, el voraz y difícil mundo empresarial pero sobre todo los lazos humanos que estos tres personajes van desarrollando en el camino, siendo no sólo una labor de emprendimiento el levantar y hacer funcionar su idea de la guardería, sino en recordar que tampoco es tarde para vivir y hacer lo que uno quiere, aprovechar las oportunidades y seguir creciendo. 

 

Emprender, como se dice en un punto de la cinta, es asumir cualquier riesgo. Perseverar, equivocarse, fracasar y seguir adelante. Esto es justo lo que vemos en el filme cuando somos testigos de cómo estos tres viejos amigos, tanto en su necesidad por hacer algo suyo en lo profesional y lo personal, siguen aprendiendo y dando pasos, algunos reencontrando el amor, otros valorando el significado de ser padres. 

Las actuaciones de Carlos Iglesias, Ramón Barea y Roberto Álvarez cargan con el peso de toda la historia. En ellos vemos un crecimiento interesante, desarrollándolos entre sí gracias a la gran química que surge entre sus personajes, siendo su arco e interacción con los demás una gran parte del porqué la cinta llega a ser emotiva y conmovedora al hacer énfasis en cómo un verdadero emprendedor lo es en todos sentidos, mas allá de que el camino no siempre sea sencillo. 

Remitiendo un poco a cintas como El Estudiante (Girault, 2009), basada en una historia real donde el factor de la edad no intervenía para cumplir el sueño de terminar una carrera, @BUELOS se inclina por mostrarnos una pelea constante donde el luchar por algo o alguien se convierte en el mayor logro de emprendimiento que cualquier persona puede lograr, dejando como resultado una obra motivacional que no deja de lado el factor de la dura realidad. 

Así, @BUELOS inyecta un segundo aire para todos aquellos que sientan que la vida no les ofrece más oportunidades, que ven que algunas puertas se cierran en el mundo y que sienten que no pueden lograr algo más, recordándonos que, más allá de las convenciones del género en el que la cinta se maneja, emprender es simplemente el poder ilusionarse de nuevo y aventurarse, algo que en estos tiempos aciagos resuena como una voz de lucha para siempre seguir adelante.

Aarón Navarro

Comunicólogo, melómano, cinéfilo, amante de la lectura. Escribo opiniones/reseñas de películas y series.