Reseña de la película: Bros

Título original: Bros

Año: 2022

Duración: 115 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Nicholas Stoller

Guion: Billy Eichner, Nicholas Stoller

Música: Marc Shaiman

Fotografía: Brandon Trost

Reparto: Billy Eichner, Luke Macfarlane, Monica Raymund, Guillermo Díaz, Guy Branum, Amanda Bearse, Dot Jones, Jim Rash, Eve Lindley, Peter Kim,

Productora: Apatow Productions, Universal Pictures, Stoller Global Solutions. Distribuidora: Universal Pictures

Género: Romance. Comedia

Sinopsis: Dos hombres con vidas frenéticas y problemas para comprometerse intentan una relación.

Una película arriesgada, peri necesaria, irreverente, pero que se siente oportuna, así es Bros, la nueva película de Nicholas Stoller (Forgetting Sarah Marshall), una comedia irreverente que aborda una relación gay, como pocas veces se había visto en la pantalla grande: sin treguas, sin vergüenza, sin pudor y con ganas de darle un golpe muy duro a las mentes más conservadoras y cuadradas.

Sí, es una comedia políticamente incorrecta, pero que se siente necesaria en los tiempos que corren, en donde por alguna extraña razón, la discriminación sigue existiendo, los prejuicios siguen estando ahí y no hay libertad de profesar la sexualidad que uno quiera, porque no se vaya a ofender al de al lado. Bros llega para derrumbar todos los prejuicios de quien la vea, pero a pesar de que su objetivo es el de sacudir mentes, se convierte en una comedia romántica como pocas, y definitivamente en una de las mejor actuadas y más divertidas en un buen rato.

Tenemos el trasfondo de una pareja gay que huye del compromiso, pero que a la vez se quieren enamorar. Los Bros: Bobby (Billy Eichner) y Aaron (Luke Macfarlane) se roban la película con unas actuaciones aplaudibles, sobre todo en el caso de Billy que seguramente hará ruido en la época de premios gracias a su papel de un hombre que busca encarar los prejuicios en contra de la comunidad LGBTQ+ y a la par abrir el primer Museo sorbe esta temática en Estados Unidos y meterse en una relación formal y de amor con Aaron, que por cierto, Luke Macfarlane es toda una revelación, pasando de actor de Hallmark a un personaje con el que cualquiera se puede sentir identificado.

La película está escrita inteligentemente, y sí, va dirigida la comunidad LGTQ+, pero no por eso va a dejar indiferente al resto, porque al final se está contando una historia de amor, profunda, mientras educan mentes y buscan tolerancia a los temas que se tratan en pantalla, dando unas clases de historia de forma irreverente que se agradece bastante. Inteligente, mordaz, provocadora, no es la primera película que aborde el tema, pero definitivamente se aleja un mundo de Call me by your name o Secreto en la montaña. Aquí la comedia es el hilo conductor, pero un humor que no se guarda nada y que no tiene pudor alguno.

De esas películas que se sienten necesarias, una comedia inteligente, pero que sin importar status es una de las comedias románticas más divertidas e interesantes en años. Lo que se promueve es una realidad, es una película a la que le sobran huevos y tiene una de las mejores actuaciones del año: Billy Eichner. Hay que verla, hay que divertirse y pasarla bien, el tiempo será el que decida en donde se va a colocar esta película, que hoy sí se gana su lugar como una de las más divertidas del año.

Óscar Ignacio Beltrán González