Reseña de la película: Black Widow

Título original Black Widow
Año 2021
Duración 132 min.
País Estados Unidos
Dirección Cate Shortland
Guion Eric Pearson.
Cómic: Don Heck, Stan Lee, Don Rico.
Historia: Jac Schaeffer, Ned Benson
Música Lorne Balfe
Fotografía Gabriel Beristain
Reparto Scarlett Johansson, Florence Pugh, Rachel Weisz, David Harbour, William Hurt, Ray Winstone, O.T. Fagbenle, Michelle Lee, Olivier Richters, Nanna Blondell, Joakim Skarli, Obie Matthew, Paul O’Kelly
Productora Marvel Studios, Zak Productions.
Distribuidora: Walt Disney Pictures
Género Acción. Aventuras | Espionaje. Superhéroes. Cómic. Marvel Comics. Precuela

Durante años, Marvel nos ha cautivado con sus historias de superhéroes, consolidando una de las industrias más rentables actualmente con su vasto universo que desde los cómics evolucionó a las películas y que actualmente nos pone en constante suspenso con las series que amplían el mismo.

Sin embargo, sabemos que no todas ellas han sido un acierto para los fans. Algunas han caído en el olvido (Thor:Un Mundo Oscuro y Iron Man 3, les hablan) y otras simplemente parecen ser insuperables por la cantidad de referencias y teorías que hacíamos mientras disfrutábamos los eventos que siguen de alguna forma entrelazándose.

Aunque la mayoría de los Vengadores han tenido sus grandes momentos en solitario, ha habido unos superhéroes cuya llegada más bien ha resultado un tanto tardía no sólo para las historias que se cuentan sino que se sienten hasta desfasados. Lamentablemente, este es el caso de la espía rusa favorita de todos, la Viuda Negra.

Contrario a lo que muchos pensaban, esta película no es una de origen, ya que su historia había sido contada a través de flashbacks o mismos relatos de Natasha. Sin embargo, en esta cinta veremos lo que sucedió con esta heroína en el periodo entre Capitán América: Civil War y Avengers: Infinity War, resolviendo las aparentes dudas de qué había sucedido con ella en ese ínter.

A lo largo de la historia vemos mucha acción, comedia, drama, pero no lo suficiente para sostenerse por sí sola. Parte de esta responsabilidad recae en la directora de la cinta, Cate Shortland, que por más que tiene a un cast destacado y a una Scarlett Johansson como titular, nunca logra establecer un buen equilibrio o ritmo entre estos tonos.

De repente hay secuencias de acción bastante bien logradas, como algunas peleas cuerpo a cuerpo donde estamos acostumbrados a que Johansson luzca bien desde su primera aparición en Iron Man 2. Pero el problema cae en que no sabe mantener ese toque “Marvel” que se esperaba ver en Black Widow una cinta interesante de espías como sí lo hizo Capitán América y el Soldado del Invierno, por ejemplo.

Y aunque Johansson luce bien en su rol habitual, es mayormente opacada por Florence Pugh en su rol de Yelena, la “hermana menor” de la Viuda, que en cada momento que sale se roba las escenas, ya sea por lo chistes o por sus roles en acción. Esto, aunado a la dinámica juguetona de la familia disfuncional que a veces funciona pero en otros casos mas bien parece un problema que no ayuda a que la película fluya.

Otra situación es el exceso de efectos especiales. Sí, estamos acostumbrados a que Marvel no se limite con la pantalla verde, pero hay algunas secuencias en donde resulta demasiado exagerado aunque no cae en la infamia de las cintas de DC como La Liga de la Justicia y ese horrible efecto de bigote.

Otro punto desaprovechado es el juego de espías que representa Romanoff, dejándolo como una anécdota que después no tiene peso para cambiarlo por una heroína que parece realmente indestructible, algo que es difícil de asimilar debido a que la Viuda Negra no tiene poderes y es una humana pero aquí pareciera poder aguantar caídas al vacío y salir ilesa.

Y que decir de los villanos, uno de los eternos problemas de Marvel. Tanto Taskmaster como Dreykov resultan ser el típico cliché del malvado, donde además le quitan fuerza y carecen de motivaciones reales o acaban siendo no tan malos.

A pesar de ello, Black Widow cumple con ofrecer un entretenimiento normal que la pone en la lista de las cintas de Marvel que no son olvidables pero tampoco memorables, dándole una despedida un tanto floja a una de las heroínas que fue pieza clave para los últimos años con esta película que, tristemente, llega unos años muy tarde.

Nota: quédense hasta el final de los créditos, ya que a pesar de ser un inicio un tanto flojo para esta nueva fase de Marvel, se encontrarán con una escena que dará pie a un paso más en esta transición que están viviendo los héroes de la casa de las ideas.

 

Deaoni Hyde