Reseña de la película: Black Adam

Título original: Black Adam

Año: 2022

Duración: 124 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Jaume Collet-Serra

Guion: Adam Sztykiel, Rory Haines, Sohrab Noshirvani. Cómic: C.C. Beck, Otto Binder

Música: Lorne Balfe

Fotografía: Lawrence Sher

Reparto: Dwayne Johnson, Sarah Shahi, Pierce Brosnan, Viola Davis, Aldis Hodge, Noah Centineo, Chico Kenzari, Quintessa Swindell, Uli Latukefu, Bodhi Sabongui, Mo Amer, Tang Nguyen, Joseph Gatt

Productora: DC Entertainment, FPC Production, New Line Cinema, Seven Bucks Productions, Warner Bros.. Distribuidora: Warner Bros.

Género: Acción. Fantástico | Superhéroes. DC Comics

Sinopsis

Casi 5.000 años después de haber sido dotado de los poderes omnipotentes de los antiguos dioses -y encarcelado con la misma rapidez-, Black Adam (Johnson) es liberado de su tumba terrenal, listo para desatar su forma única de justicia en el mundo moderno.

Definitivamente Shazam no es la mejor película del universo de DC, pero sí una de las más carismáticas y divertidas, por eso con el anuncio de que venía l cinta sobre el villano de Shazam: Black Adam, se esperaba una película de similares características, así: con mucho corazón y sobre todo divertida. Y LA ESPERA TERMINÓ, Black Adam llega a los cines y viene como parte de, otro intento, para revivir el universo de DC y hacerle competencia a Marvel. Es curioso que tomaron la decisión de darle una oportunidad a un anti héroe, pero aprovechando el carisma y fama de Dwaine Johnson para enganchar con la audiencia. Y sí, lo logran, Black Adam es una película muy divertida, que tiene varios factores sorpresa a su favor, y que es un buen intento para revivir este universo tan golpeado. No es la mejor película, ni la gran obra maestra, pero justamente cumple con lo que promete: una buena película de los orígenes del villano, que ahora no va a ser tan malo, y pinta para ser un aliado de los héroes, muy a su manera, con secuencias de acción muy divertidas, efectos especiales impecables, una historia entretenida, divertida, personajes interesantes y la aparición de nuevos héroes que motiva: Atom Smasher, Cyclone, pero, sobre todo: Hawkman y el espectacular Dr. Fate, con un Pierce Brosnan que roba cámara cada que aparece.

Hay que decirlo, la película inicia con un ritmo lento y cuesta un poco de trabajo saber hacía donde va, pero una vez que se engancha la trama, se vuelve un espectáculo electrizante de buena acción, pero sobre todo de una película con buen ritmo, y que hasta se siente que se va rápido, porque la cosa se va poniendo muy entretenida. Un acierto muy importante, es que tiene un trasfondo de cuestionarnos el mismo universo de los héroes, vemos a un Black Adam violento, asesino, que encara a unos héroes que tienen la moral distraída, cuando se les cuestiona de que parece que solamente salvan ciertas partes del mundo…la parte que es primer mundo, pero hay zonas que tienen en el olvido, en el abandono, a pesar de las atrocidades que se cometen se hacen de la vista gorda y por eso son cuestionados.

Esa sub trama, por así llamarla es de mucha esperanza, de ilusión, con Adrianna Tomaz (Sarah Shahi) y su hijo Amon (Bodhi Sabongui) luchando para liberar a su pueblo de un yugo de invasores extranjeros. Pero no solo les reclaman a los héroes, y eligen la forma de ser de Black Adam, que no le tiembla matar y castigar, pero es ahí donde se enfrenta a los cuestionamientos: un héroe no mata, un héroe imparte justicia, y es lo que el personaje interpretado perfectamente por la Roca tiene que decidir.

Sí, es fácil caer en comparaciones de los personajes, hablando de lo que ha hecho Marvel en su universo, que si el Doctor Fate es demasiado similar a Strange, que si Atom Smasher tiene la misma máscara que Deadpool, Cyclone es Tormenta, pero las comparaciones en la vida no valen la pena. Hay que disfrutarla y son personajes bastantes disfrutables y que aportan a la trama, sobre todo en el caso de Hawkman, que es un debut espectacular. Lo que ahora emociona es saber si Black Adam será villano en Shazam, o sí será el anti héroe aliado de los buenos, pero por ahí ya van dando pistas de que lo que se viene va a ser épico, tan épico como la buena musicalización de la película, pero no tan épico como la escena post créditos, una de las mejores que se ha visto en un rato y definitivamente la mejor en la historia de DC, así que no se la vayan a perder por nada del mundo.

Óscar Ignacio Beltrán González