Queen estrena la edición especial The Miracle Collector’s Edition

Ampliamente reconocido como el álbum más fuerte de Queen de los años 80 y uno de los más inspirados, The Miracle, lanzado en 1989, fue un éxito mundial y alcanzó el número 1 en el Reino Unido y varios mercados europeos importantes, e incluso restableció a la banda en los Estados Unidos con un álbum de oro. Brian May ha citado a menudo la canción principal como su canción favorita de Queen de todos los tiempos.

Las enormemente prolíficas sesiones de The Miracle comenzaron en diciembre de 1987 y se extendieron hasta marzo de 1989. Iba a ser uno de los períodos más importantes en la historia de Queen. Quince meses antes, el 9 de agosto de 1986, el poderoso Europe Magic Tour de Queen había terminado en lo más alto, ante una audiencia estimada de más de 160,000 personas en Knebworth Park en Gran Bretaña. Cuando la banda abandonó el escenario esa noche, brindando en el espectáculo insignia de su gira más grande hasta la fecha, difícilmente podrían haber previsto que Knebworth marcó una línea en la arena. Este sería el último show en vivo de Queen con Freddie y el primero de una cadena de momentos cruciales que cambiarían el futuro de la banda.

Pasaron 15 meses y una reestructuración radical de la dinámica interna de la banda antes de que Queen se reagrupara en los Townhouse Studios de Londres el 3 de diciembre de 1987 para comenzar a trabajar en su decimotercer álbum de estudio. Por primera vez, Queen compartiría los créditos de composición por igual, independientemente de quién concibiera cada canción, un consenso de opinión que iba a tener resultados fértiles.

Esta muestra de unidad fue elegantemente transmitida por la portada del director de arte de la banda, Richard Gray, para The Miracle, que muestra las cuatro caras de Queen fusionadas en una sola.

Si bien Freddie ya no podía hacer giras, Queen siguió siendo una banda con un ingenio creativo asombroso. Como dio a entender John Deacon, en cambio canalizaron su química en vivo hacia el estudio: «En las primeras semanas de grabación hicimos mucho material en vivo, muchas canciones, algunas improvisaciones y surgieron ideas».

La escritura de Queen también reflejó sus circunstancias personales. El drama arrancado de los titulares de ‘Scandal’ fue el ataque personal de May a la intrusión de la prensa en los respectivos asuntos personales de los miembros de la banda. Destacado por los elogios de Deacon, el gran cierre del álbum de Freddie, ‘Was It All Worth It’, ha sido interpretado en retrospectiva como un reflejo de la salud del cantante.

Otro ingrediente más en la mezcla fue David Richards, que había trabajado con Queen desde su facturación como ingeniero asistente en Live Killers. Después de más créditos en “A Kind of Magic” y “Live Magic”, Richards dio un paso adelante para coproducir The Miracle, elogiado por May por su destreza técnica de «chico prodigio».

Los meses en el estudio dieron a luz a más de 30 canciones, más de lo que Queen podría necesitar para un álbum. Se seleccionaron diez pistas para formar el lanzamiento, y otras aparecieron más tarde como caras B o pistas en solitario, o se trasladaron a los álbumes Innuendo y Made in Heaven. Cinco sencillos exitosos apoyaron el álbum.

La mayoría de estas pistas de sesión sobrantes permanecieron intactas en los archivos de Queen durante los últimos 33 años.

Mientras tanto, para el hardcore de Queen, uno de los elementos más esperados de la nueva caja es el CD The Miracle Sessions que incluye tomas originales, demos y tomas preliminares del álbum completo, además de seis pistas nunca antes escuchadas, incluidas dos con Brian en voz.

Tan tentador que este disco de más de una hora ofrece la primera emisión oficial de canciones casi míticas como ‘Dog With A Bone’, ‘I Guess We’re Falling Out’, ‘You Know You Belong To Me’ y la conmovedora ‘Face It Alone’, lanzado como sencillo en octubre. Agregue a eso, el tesoro escondido que abarca desde tomas originales y demos hasta cortes preliminares que indican el álbum en el que se convertiría The Miracle.

Pero quizás lo más destacado entre las piedras preciosas del CD The Miracle Sessions son los segmentos hablados que enmarcan las tomas musicales. A medida que la cinta de estudio sigue rodando en Londres y Montreux, los cuatro miembros son captados en su forma más sincera, brindando a los oyentes la extraña experiencia de volar en la pared de estar entre Freddie, Brian, John y Roger mientras bromean, debaten e intercambian chistes. y muestran alegría y frustración ocasional.

Otra primicia para la caja es la reincorporación de “Too Much Love Will Kill You”. Originalmente, se planeó que The Miracle fuera un álbum de 11 pistas, pero «Too Much Love» se eliminó en el último minuto debido a problemas de publicación sin resolver. Más tarde, la versión original de Queen surgiría en Made in Heaven en 1995, con la voz principal de Freddie. Si bien la versión en CD del álbum se mantiene fiel al familiar orden de ejecución de diez canciones, el disco de vinilo en esta edición de coleccionista marca la primera vez que “Too Much Love Will Kill You” se presenta como parte del álbum, exactamente en el posición en el lado uno se le asignó en 1989.

Por otra parte, The Miracle Collector’s Edition rebosa de rarezas, tomas descartadas, instrumentales, entrevistas y videos, incluida la última entrevista que dio John, del set del video del impactante sencillo “Breakthru”. La caja ricamente empaquetada también incluye un lujoso libro de tapa dura de 76 páginas con fotografías nunca antes vistas, cartas originales manuscritas del club de fans de la banda, reseñas de prensa de la época y extensas notas, con recuerdos de Freddie, John, Roger y Brian en tanto la realización del álbum como algunos de sus videos más icónicos.

Con una plétora de ideas fascinantes sobre un momento crucial en la historia de Queen, esto es lo que los fans de The Miracle han estado esperando.

Jorge Luis Medina Picazo