María Juana No Se Ha Muerto lanza ‘Antimilitar’ un tema para despertar, reflexionar y nunca olvidar

María Juana No Se Ha Muerto es un proyecto musical independiente de género Punk Rock / Ska, fundado en Pereira en 1998. Alejandro Herrera en la voz y guitarra, Juan Manuel Parra en la batería, Juan Diego Usma en el saxofón, Mauricio García en el bajo, Cristian Restrepo en el teclado y David Bedoya en la percusión, le cantan a lo que ven y sienten.

Están en contra de todo tipo de violencia, polarización y daño que socialmente los pueda debilitar; apoyan la lucha del trabajador y del estudiante, son de la gente y para la gente. Están en contra de espectáculos que denigren y torturen a los animales y de la desigualdad.

Sus letras están cargadas de rabia, amor, sentimiento y revolución; y sus únicas armas son los micrófonos y las guitarras. La intención de su propuesta es dar vida a las expresiones de una sociedad real, a través de música consciente, positiva y propositiva. María Juana No Se Ha Muerto es parte de la voz de una juventud rockera y contestataria que durante años ha buscado ser escuchada. Con sus canciones, buscan llevar mensajes de amor por su tierra y reflexionar sobre los problemas de la sociedad. Historias de lucha y perseverancia por los sueños hacen parte de su propuesta.

‘Antimilitar’ es su nuevo sencillo, una canción para despertar, reflexionar y nunca olvidar. El tema fusiona el punk rock con instrumentos tradicionales del folclor colombiano como la tambora, el tambor alegre, la gaita y la maraca colombiana; interpretados por músicos del colectivo pereirano Son de Fuego, logrando así una fusión atrevida e innovadora.

El video de ‘Antimilitar’ es un registro en vivo del proceso de grabación de los instrumentos, atrapando así el concepto orgánico de la fusión entre MJNSHM y Son de Fuego.

El colectivo Son de Fuego realiza ruedas de tambores, gaitas y bailes cantaos con músicos de la ciudad y de la costa caribe, interviniendo espacios públicos con danzas y encuentros que rescaten la cultura ancestral de nuestros pueblos.

«Es importante para la cultura rock de nuestro país y de Latinoamérica expandir la capacidad de apreciar nueva música y nuevos sonidos sin perder ni dejar de lado la raíz rockera de nuestra escena. Durante más de 20 años María Juana No Se Ha Muerto ha existido para su gente, para abrir mentes y corazones, y queremos seguir haciéndolo con las nuevas generaciones de jóvenes que quieran expresarse y lograr un cambio en la sociedad», concluye el grupo.

Jorge Luis Medina Picazo