La Lulu es una artista en toda la extensión de la palabra. Es alegría y es goce. Es sincretismo cultural a tope. Con raíces neoyorkinas y caleñas, su música se presenta como un rompecabezas en el que podemos interpretar diferentes matices, zonas geográficas y, sobre todo, una cohesión en el baile y la felicidad. Además, en el 2017 fue ganadora de un Grammy con la agrupación Flor de Toloache en la categoría de «Mejor Album Ranchero».

En “Suena la Lulu” podemos ver que su discurso también va hacia el coraje, hacia la determinación, hacia esa autenticidad por la que se lucha hoy en día con tantas propuestas musicales allá afuera. Porque podemos afirmar que la Lulu es alguien que sobresale, alguien con un talento muy especial. La pasión con la que hace música es la manera de catalizar todas las enseñanzas, influencias y pulsiones de la Lulu.

Desde los primeros segundos sabes que es una canción que escucharás en repeat una y otra vez. Tiene ese candor muy particular de los ritmos latinos y, al mismo tiempo, una producción muy bien cuidada que es un guiño hacia la manera sofisticada de ver la vida que tienen los neoyorkinos. Con una ciudad que respira arte por donde te muevas, es de entender que la ambición de la Lulu sea presentar una canción que logre encapsular sus sueños, sus vivencias y pasiones de la mejor manera posible. “Suena la Lulu” es un relato único, un himno personal que ahora llegará para todas las personas que quieran pasar un buen rato.

El sencillo ya está disponible en plataformas de streaming.

Jorge Luis Medina Picazo