La cantautora mexicana Domenica presenta su poderoso tercer sencillo “Frío”

“Frío” es una canción que nació en la soltería de Domenica, después de salir de una relación que fue una verdadera “Pesadilla”. Es asi que este sencillo de la joven cantautora mexicana Domenica bien podría ser un himno al amor propio, a la dignidad y al reconciliamiento con la vida tras un proceso de duelo, pues fue escrito por ella después de una ruptura amorosa.

Justo cuando la cantante buscaba canciones que hablaran de la soltería para acompañar este proceso de sanción, se dio cuenta que todas las canciones que encontraba hablaban sobre salir de fiesta y buscar amor por una noche ¡Y ella no quería eso! le hablaban chicos para invitarla a salir y lo que menos quería en ese momento era saber de hombres y mucho menos del amor, quería estar sola, disfrutarse a ella misma. Así que una noche escribió esta canción, imaginándose qué sería de ella si estuviese en un anime, así que creó a este personaje: una princesa que se había enamorado tantas veces que le pidió al amor convertir su corazón en un frío y duro pedazo de hielo para no volver a sufrir.

Con esta canción la cantante busca darle un sonido distinto, un reggaeton más inclinado al pop, utilizando sonidos asiáticos, sonidos inspirados en el anime y darle esa atmósfera fría.

El video fue hecho por Palace films y Media center group, dirigido por Marck Photograpy en la Ciudad de México y toda la historia del video va alrededor de este personaje que creo, con una coreografía montada por el coreógrafo Ricco Black y con bailarines de Black Studio, cabe mencionar que Ricco en su adolescencia practicó artes marciales así que quiso crear una coreografía alrededor de la historia de Domenica con sus conocimientos en artes marciales dando un increíble resultado.

El styling fue creado por Roman Gómez, con quién ya había trabajado en su video “Evítame Odiarte”. Desde el día uno que se conocieron entendió su concepto y por lo que Domenica se encuentra completamente enamorada de lo que hizo con su vestuario, captó su esencia completamente.

Jorge Luis Medina Picazo