Hermanos Gutiérrez Lanza su Nuevo Álbum “El Bueno Y El Malo”

Hoy, el dúo basado en Zúrich Hermanos Gutiérrez, compuesto por los hermanos Estevan y Alejandro Gutiérrez, ha lanzado su aclamado nuevo álbum, El Bueno Y El Malo, a través del sello Easy Eye Sound de Dan Auerbach de The Black Keys. El lanzamiento del disco coincide con el inicio de la gira norteamericana, que está casi agotada. Las fechas de la gira están más abajo.

La música de estos dos hermanos evoca extensas llanuras y ásperos páramos, saguaros y olas, spaghetti westerns y las composisiones de Morricone, Lynch y Jarmusch. Con sus guitarras viajan por paisajes concurridos por vaqueros, cancioneros, viajeros, fugitivos, amantes y familia — y cualquier fantasma que sus oyentes traen a la música.

El Bueno y El Malo es el viaje más épico de los Hermanos Gutiérrez hasta la fecha: trabajando con Dan Auerbach en el estudio de Easy Eye Sound en Nashville, han compuesto 10 composiciones vividas que dan luz a su estilo de tocar la guitarra donde el ritmo de un hermano y las melodías del otro se combinan hasta que se convierten inextricable. Juntos generan lo que Estevan llama una energía más profunda y oscura definida por arreglos complejos, tocados sofisticados y lo más importante, su relación.

Desde hace unos años antes, Hermanos Gutiérrez empezaron a sacar música independiente, que ganó mucho reconocimiento en 2020. “Mi hermano y yo” dice Estevan, “lo hicimos todo nosotros mismos: toda la música, hasta el arte. Pero durante Covid, nuestra música fue escuchada por todo el mundo,” especialmente su álbum de 2020, Hijos del Sol. Será que el público estaba buscando un escape de sus preocupaciones o querían viajar a nuevos paisajes sin salir de sus casas, la música de los Hermanos Gutiérrez se difundió de boca a boca, hasta llegar a Auerbach. Después de una conversación de solo veinte minutos firmaron con Easy Eye Records de Auerbach y empezaron a escribir canciones para su nuevo álbum.

Unos meses más tarde en el estudio Easy Eye Sound, El Bueno Y El Malo se grabó rápida y orgánicamente a pesar de ser la primera vez que se reunían con Auerbach en persona. Trabajaron muy cerca desarrollando las canciones que habían traído de Suiza y permaneciendo abiertos a cualquier idea nueva. El Bueno Y El Malo amplia suavemente su sonido, conservando la fundación mientras agrega tambores, castañuelas, cuerdas y congas. Las adiciones son más que sutiles; son subliminales. Enfocan la atención en las dos figuras principales y la interacción intrincada, casi telepática de sus instrumentos. En lo que quizás sea la adición más significativa a su sonido de dos guitarras, su productor Dan Auerbach, tocó en una canción. Mientras los hermanos batallaban con un arreglo, Auerbach sugirió una idea para una melodía, y hasta conecto la guitarra y la toco para ellos. Les encantó tanto que lo invitaron a grabarla para ellos. Le dieron el nombre, “Tres Hermanos” al tema en honor de Auerbach.

El título del álbum es, por supuesto, una referencia al legendario spaghetti western de Sergio Leone de 1966 The Good, the Bad, and the Ugly y especialmente a su partitura de Ennio Morricone. Pero la frase tiene un significado más profundo: “Pensamos que todo el mundo tiene un lado bueno y un lado malo”, dice Estevan. “Es cada persona, cada momento, cada situación. Todo el mundo tiene estas dos caras”. No es una idea cínica, sino una que celebra las profundidades y dualidades de la humanidad, y la música, incluso la música que no incluye voces ni letras es el vehículo perfecto para explorar esas grandes ideas.

Jorge Luis Medina Picazo