Elefante, Miguel Mateos y Mikel Erentxun volvieron a la Arena CDMX una fiesta de los 80s y 90s

La noche de ayer tres grandes iconos de la música Rock se reunieron en las instalaciones de la Arena CDMX para revivir dos de las décadas más importantes de la música en México y Latinoamérica.

En punto de las 21:30 hrs, la magia del rock invadió el escenario del coloso de Ferrería con la presencia de Mikel Erentxun quien por aproximadamente 40 minutos interpretó un repertorio de 13 canciones dónde cantó temas de su música solista y del grupo Duncan Dhu.

Éxitos como: En Algún Lugar, A un Minuto de Ti, Esos Ojos Negra, Está Luz Nunca se Apagará hicieron cantar a los espectadores quienes recordaron los años dorados del rock en español.

Fotografía por: Jorge Picazo

A las 22:45 las guitarras de Elefante retumbaron cómo estampida la Arena CDMX con un setlist que duró aproximadamente una hora y cuarto.

Éxito como Así es la Vida, Abandonado, De la Noche a La Mañana, Ángel, Mentirosa, fueron algunas de las canciones que interpretó la agrupación quien dejó en claro el cariño que le tiene el público después de más de 30 años de trayectoria.

Para cerrar la noche los acordes del tema Con Mi Sombra en la Pared dieron inicio a la presentación del argentino Miguel Mateos que con una presentación que inició a las 24:30 de la madrugada logró que la Arena CDMX volvería a la década del Rock en tu Idioma.

Fotografía por: Jorge Picazo

Canciones como Obsesión, Llámame si me Necesitas, Es Tan Fácil Romper Un Corazón, Cuándo Seas Grandes, Atado a un Sentimiento, fueron interpretados por el músico de 68 años que dejó un gran sabor de boca a los miles de asistentes que festejaron 40 años de carrera a su lado.

Es así que la presentación de Miguel Mateos finalizó a la 01:40 de la madrugada con la invitación del grupo Elefante y el bajista Sabo Romo para despedirse con el tema Cuándo Seas Grandes.

Es así como Elefante, Miguel Mateos y Mikel Erentxun iniciaron la primera de 5 fechas más de su gira de celebración de 30 años (Elefante), 35 años (Mikel Erentxun) y 40 años (Miguel Mateos) como parte del agradecimiento del público que los ha seguido desde su inicio en la década de los 80.

Jorge Luis Medina Picazo