El Vive Latino vuelve con más fuerza Día 1

Después de pasar dos años encerrados y sin festivales, el Vive Latino 2022 al fin ha regresado no sólo para hacernos cantar y bailar, sino como una salida de todo el estrés acumulado debido a la pandemia y claro, a manera de festejo por haber sobrevivido –y seguir haciéndolo− a tiempos tan difíciles.

Además de tener shows de música, el Vive se caracteriza por sus masters class, las cuales tienen tópicos variados que puedan interesar a los presentes. Tal es el caso de la dada por Sabo Romo, ex bajista de Caifanes, quien amenizó la charla sobre el bajo y su influencia con anécdotas de su niñez, las cuales, con humor y buena onda, expusieron el talento del músico.

A pesar de que la master class era acerca del bajo, Sabo se dio el tiempo para contestar preguntas de los fans y miembros de la prensa, una de las cuales fue sobre su percepción del éxito. Sin pensarlo demasiado, contestó que eso (la conferencia) lo era, ver la expresión de todas las personas que ha tocado con la música, sus anécdotas y todo el amor que le profesan a pesar de los años.

Para finalizar su charla, el bajista invitó a tres fans a tocar el instrumento a su lado, lo cual dejó no sólo un buen sabor de boca entre quienes vieron su sueño cumplido, sino entre todos los presentes, ya que demostró no sólo ser un artista excepcional, sino un gran ser humano.

La batalla de campeones fue otro de los show que más personas reunieron, ya que, al ritmo de sus rimas y el más puro estilo urbano, se mostró que el talento viene en varios empaques y que el estilo es algo propio y necesario para abrirte paso en el mundo del rap.

Camilo Séptimo fue otro de los interpretes donde no únicamente presentó su nuevo sencillo, sino que entonó las canciones preferidas de los fans, haciéndolos cantar al unísono y hasta derramar una que otra lágrima al recordar algún amor no correspondido.

La Gusana ciega era una de las bandas más esperadas por los fans y lo demostró con la cantidad de personas reunidas en el escenario Claro música, donde hicos y grandes coreaban sus éxitos. Además, antes de subirse a cantar se dieron el tiempo para responder preguntas de la prensa  en una conferencia privada.

Allí se les cuestionó mucho sobre las demandas de acoso que han estado asolando a miembros de diversas agrupaciones y si ellos tenían previsto excluir a las mujeres de sus shows, a lo cual contestaron con un rotundo no, ya que no consideran ese tema algo que les preocupe como agrupación debido a todos haber tenido una buena educación a base del respeto hacia todos los seres humanos.

También afirmaron estar entusiasmados de ver a otros compañeros músicos en concierto, como el caso de Limpbiskit, ya que afirman ser fans de otros artistas presentes en el Vive Latino y que sus presentaciones en este festival siempre les han traído más amigos del gremio y un sin número de anécdotas en los vestidores.

Los Auténticos decadentes fueron otros de los más esperados, ya que, pese a ser argentinos tienen muchísima presencia en nuestro país y ya son talento recurrente en estos festivales. Tanto están involucrados en la escena de la música mexicana que han hecho colaboraciones con Bronco, donde también estuvo involucrada la Tokio Ska Paradise Orquesta.

La banda afirmó no tenerle miedo a ningún género musical y que mientras lo sientan orgánico y los inviten, no descartan ni siquiera tocar con mariachi. Además, afirmaron estar muy contentos de volver a pisar el Vive, ya que aman crear lazos con nuevos músicos.

Se les cuestionó sobre la muerte de Diego Verdaguer, cuya muerte lamentan no únicamente como compatriota sino como ser humano; sin embargo, sienten que su tarea como argentinos es no sólo seguir llevando a su país muy en alto, sino hacerlo con simpatía y alegría.

Julieta Venegas fue otra de las que abarrotaron su escenario, ya que consintió a sus fans con sus éxitos y al igual que Moenia nos hizo a sentir a todos como adolescentes enamorados y despechados, ya que, aunque los años han pasado, sus letras permanecen en la memoria del público.

Patrick Miller fue la sorpresa de esta emisión, ya que él mismo dijo haberse sentido sorprendido cuando le llegó la invitación ya que consideraba que no tendría nada que hacer en un festival de rock; sin embargo, quedó claro que la música es universal y sin importar el género, mientras te invite a bailar y a pasar un buen momento.

Los más esperados de la noche fueron dos bandas emblemáticas: Limpbiskit, −quienes abarrotaron la explanada de su escenario y las gradas del foro sol, demostrando el poder de convocatoria que tienen desde siempre− y La maldita vecindad, misma que cerró el primer día con varias sorpresas en su show, como la aparición de Malena Ríos, saxofonista oaxaqueña que fuera atacada con ácido en 2019.

El primer día terminó siendo una experiencia asombrosa, una play list en modo aleatorio que lo mismo te ponía canciones sobre amor y desamor que sonidos más pesados como el rap-rock de Limpbiskit, pasando por sonidos más latinos como Auténticos decadentes y La maldita vecindad ¿podrá el segundo día ganarle a este? Eso lo veremos.

 

Ivonne Koike

https://www.youtube.com/@koikedesu/featured

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.