Cosplay, del Instagram para el mundo

El cosplay es una de las tantas cosas buenas que ha exportado Japón al mundo, algo que ya no sólo se queda en las convenciones o tiendas dedicadas al anime y videojuegos, sino que gracias a las redes sociales se ha diversificado de forma tal que, lejos de ser objeto de burla como antaño, es ahora un trabajo celebrado por los usuarios de internet, además de tener un alcance cada vez más grande debido a su exposición mediática.

Es cada vez más común escuchar: Lo vi en Instagram, cuando los fanáticos se refieren a las nuevas noticias sobre el mundo del anime y claro, del cosplay. Con un solo hashtag es posible encontrar diversas cuentas ligadas al tema donde personas de todas las nacionalidades hacen su mejor esfuerzo para asemejarse a sus personajes favoritos de la ficción, pero ¿cómo inició todo esto?

Para contestar esa pregunta hay que irnos a la década de los setentas en Tokio, Japón, más precisamente a las tiendas de videojuegos, donde las empleadas se disfrazaban del personaje de moda como una técnica de mercadotecnia para vender más. Con el paso del tiempo, esto se volvió un hobby y comenzó a emplearse la palabra cosplay –Costume (disfraz en inglés) y Play (actuar)− para referirse a él.

En la actualidad, este pasatiempo es en realidad un trabajo, ya que los cosplayers –aquellos que portan el cosplay− más reconocidos cobran pos sus presentaciones, además de monetizar sus cuentas y múltiples proyectos. Instagram es una plataforma que los ha visibilizado de tal forma que, seas o no fan del anime, es seguro que te encuentres con alguna foto suya en su inicio, ya no únicamente de un personaje animado, sino de alguno de tu serie, película o libro favorito.

A continuación, te daré cuatro ejemplos de cosplayers que, aunque aún no sean los más reconocidos, seguramente lo serán; además de atraerte a este sorprende mundo, donde no se necesita ser otaku para apreciar el arduo trabajo que llevan a cabo para lograr el parecido con personajes de ficción, mismo que no se vale únicamente de pelucas y pupilentes de colores, sino de la elaboración, a mano, del vestuario.

Liui.aquino es un chico de Filipinas que se hizo viral tras una sesión de fotos recreando escenas de Como entrenar a tu dragón, donde él era Hipo Horrendo Abadejo II. Ciertamente el gran parecido con el personaje, aunado con la popularidad creciente de la cinta de Dreamworks, atrajo las miradas de varios fans y actualmente explota su creatividad para dar vida a personajes de videojuegos, anime y claro, películas.

Celinechatscc es una cosplayer canadiense que, a pesar de estar iniciando en su cuenta de Instagram, también hace streaming por Twitch y se especializa en waifus del anime, videojuegos y una que otra heroína de Marvel. Sus rasgos orientales, pese a haber nacido en el país de la hoja de maple, le han ayudado bastante a obtener fans y mezclarse con sus personajes.

Si hablamos de alguien capaz de disfrazarse de personajes de anime, súper héroes y caricaturas occidentales cambiándoles el sexo sin ningún problema, entonces lauratsukii tiene que salir a colación. Esta cosplayer también es bailarina y creadora de contenido, lo cual usa a su favor, ya que es precisamente en sus videos cuando aparece usando cosplay, haciendo que el disfraz no le sirva únicamente para una sesión fotográfica, sino para darse a conocer en el mundo de Youtube.

Y aunque la subcultura del cosplay se dio gracias a la industria del anime y de los videojuegos, no podemos olvidar que actualmente incluso Disney es una gran inspiración para quienes van un paso más allá, como es el caso de ca.tokki, una cosplayer brasileña que además combina su pasión por los videojuegos y el maquillaje para darle vida a los personajes de los universos de DC, Marvel, anime, Ghibli, videojuegos y todo lo que se le ocurra.

El cosplay es un regalo de Japón que llegó para quedarse y que gracias a Instagram se ha consolidado como uno de los contenidos más redituables, además de atractivos para fans y no fans del anime en el mundo y tú ¿qué cosplayers sigues en Instagram?

 

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.