Carritos de bebé

Ser padres es un gran paso para el que nadie está preparado; sin embargo, hay algunas cosas que se pueden hacer para intentar estarlo y esto es, comprar algunas cosas vitales para que la tarea sea menos titánica. Por ejemplo, los biberones, tinas, pañales y fórmulas son el tipo de cosas que sí o sí vas a necesitar, y a esto además hay que sumarle los carritos para bebés baratos, mismos que nos ayudará bastante para transportar al bebé.

La carriola o silla de paseo es una de las compras más importantes –si no es que la más importante− que harás en tus inicios como padre. Ésta te acompañará a casi todas partes brindando horas de paseo todo terreno, por eso es importante que sea cómoda tanto para el infante como para los padres o quienes llevarán de paseo al bebé.

En la página anterior podrás encontrar carritos dos piezas para dar esos primeros pasos en familia y a los mejores precios, adaptándose a diversos presupuestos, pero sin olvidar la calidad. Sus productos de puericultura se volverán imprescindibles en el desarrollo y aprendizaje de sus hijos, además de tener disponibles varios modelos y colores, fáciles de transportar, ligeros y versátiles.

A partir de los seis meses aproximadamente, se llega a la edad donde el bebé puede cambiarse a las sillas de paseo, dejando atrás los capazos; sin embargo, cada bebé es diferente y se recomienda, más que fijarse en los meses de edad, poner atención a si tiene la fuerza suficiente para mantenerse sentado, ya que de lo contrario podría ser contraproducente porque afectaríamos su espalda o columna.

Además, se necesita una silla cómoda donde también pueda ir recostado, ya que no tendría por qué estar sentado todo el día, aunque pueda hacerlo. Como padre, tú notarás la comodidad de pasar del capazo, grande y más aparatosoa una sillita que se maneja con mucha más facilidad y con la cual tendrás la posibilidad de sacarlo a pasear en una posición algo más erguida, con la cual podrá ver el mundo a través de sus ojos.

Este nuevo carrito para bebé –o bebés si es que eliges alguno de dos piezas− te acompañará los próximos tres años, es por esto que se recomienda que sea una compra inteligente para evitar disgustos en las horas de paseos.

Hay que contemplar características tales como la comodidad de tu bebé –en cuanto a la posición de la espalda y que sea espaciosa− pero también la de los padres –con agarraderas cómodas para dirigir y sostener el carrito; seguridad del bebé y de los padres; tamaño –tanto para que el bebé quepa cómodo como para guardarla o transportarla; ventilación y otros factores que se adapten al ritmo de vida, como el peso o la facilidad de plegado.

Así que ya sabes, si eres nuevo en esto de ser padre, una de las opciones para mejorar tu experiencia es la compra de un carro para bebé que se adapte a las necesidades tuyas y de tu bebé.

 

 

 

 

Ivonne Koike

Licenciada en Comunicaión y periodismo, otaku y amante de la lectura. Creadora de contenido y un poquito rara y loca.