Caloncho presenta “Naranjita Sí Carnal”

El compositor y cantante mexicano continúa su exploración sonora con este nuevo sencillo, donde suma a su característico sonido algunos guiños al italo disco, el rap-spoken word, el rock enérgico y la electrónica dance con tal de ofrecernos una fiesta en luces de colores.

El último ciclo en la carrera de Caloncho ha estado marcado por el descubrimiento de una nueva gama de sonidos. Conocido por su música folk con algunos rasgos caribeños, el nacido en Obregón, Sonora ha movido su brújula sonora para concretar cosas de corte minimalista en sus sencillos previos. Inquieto por naturaleza, el músico hoy presenta una nueva vuelta de tuerca gracias a “Naranjita sí carnal”, una composición donde mezcla varios géneros hasta obtener una pieza única.

La introducción de este sencillo se inscribe dentro de cierto synth pop (otro de los géneros recorridos por Caloncho en fechas recientes), pero combinado con destellos de su característico sonido “de playa”. La melodía resulta tan pegajosa como chicle en el verano, lo cual va perfecto con la letra, que es una invitación total a la fiesta.

Entonces aparece el pre-coro, que es uno de los principales ganchos de esta canción, pues rompe totalmente con lo hasta ahora conocido en la carrera del cantante, quien en esta ocasión hace una especie de rap-spoken word donde pide un mezcalito con tal de seguir bailando al compás de la canción, misma que vuelve a sorprender, pues el coro consta de un descanso rítmico, sobre el cual se coloca una bellísima melodía vocal. Sin duda, uno de los temas más composicionalmente complejos e imaginativos por parte de Caloncho.

Para redondear la ejecución musical, “Naranjita sí carnal” consta de un video donde vemos al propio músico como protagonista, quien rodeado de amigos y conocidos parece vivir una fiesta eterna; una noche llena de experiencias luminosas, estridentes y gozosas.

“Naranjita sí carnal” nos hace descubrir un lado de Caloncho poco conocido, pero que sin duda nos abre la puerta para explorar los alcances de un artista en plenitud de facultades.

Jorge Luis Medina Picazo