Reseña de la película Uma y Haggen

 

Título original: Uma & Haggen: Princesa y Vikingo

Año: 2023

Duración: 94 min.País: México

Dirección: Benito Fernández

Guion: Benito Fernández

Reparto: Animación

Música: Juan Manuel Langarica

Fotografía: Animación, Benito Fernández

Compañías: Ithrax Studio

Género: Animación. Aventuras

 

 

 

 

 

 

 

 

El campo de la animación en México se ha quedado rezagado, muy pocas producciones llegan a ver la luz y, aquellas que lo hacen, muchas veces son producidas en otros países dado que aquí no se les da la prioridad que merecen. Por ello, es de admirarse que próximamente en los cines del país se estrenará Uma y Haggen. Pricesa y vikingo, que es una película de animación mexicana escrita y dirigida por Benito Fernández (Brijes 3D) y producida por su estudio Ithrax Producciones.

La película es una aventura épica situada en un mundo prehispánico que está viviendo su revolución industrial. Dentro de ello, se encuentra la princesa Uma, que posterior a la muerte de su padre se ve obligada a tomar el control del reino, sin embargo, la tarea le exige más de lo que está dispuesta a dar, dado que su ciudad ha estado siendo devastada por múltiples terremotos y, al parecer lo único que puede parar este fenómeno es ser sacrificada. Al negarse a enfrentar su destino huye y en su camino encuentra a Haggen, un pequeño niño cuyo barco naufragó y es el único sobreviviente de su expedición; él le explica que su pueblo se embarcó en la tarea de conseguir semillas resistentes ya que su tierra es árida y se encuentra en decadencia, aún con ello, Haggen ve la dificultad por la que atraviesa la joven princesa y decide que su nueva tarea es protegerla de aquellos que desean su muerte. Juntos emprenden un viaje que les cambiará el destino y su perspectiva sobre la vida, aprendiendo el uno del otro. 

Como se mencionó es complicado que producciones animadas hechas en México lleguen muy lejos, por ello esta película tardó 10 años en producirse y lamentablemente es algo que jugó en su contra ya que tanto la estética como la idea central de la historia se sienten viejas, y no en el buen sentido. Es un producto que no envejeció bien a pesar de ser algo nuevo; no destaca ni en guion, ni en la cuestión técnica, porque sí, se pueden hacer películas animadas en 2D y que tengan un buen resultado, sin embargo, no es el caso de Uma y Haggen. Podríamos atribuir esto a una cuestión presupuestal y totalmente se deja pasar, el verdadero problema subyace en la construcción de sus personajes porque aunque el director Benito Fernández menciona que es una película con figuras complejas, lo cierto es que no es así. Los protagonistas son muy planos, los que llegan a sobresalir un poco son los secundarios y es por el tema de la comedia, que tampoco es buena, pero en comparación con la princesa y el pequeño vikingo, son una mejoría.

Uma & Haggen: Princesa Y Vikingo' - Tráiler oficial - Vídeo Dailymotion

Al tener las dificultades que tuvo esta película, la mayor apuesta tendría que haber sido el guion, porque la idea es buena. Incluso en la actualidad tenemos muy poca representación del mundo prehispánico, que, aunque no es una calca histórica, es bueno ver productos inspirados en ese mundo, porque es algo muy rico y profundo que no se ha explotado como se debe. Lo más reciente quizá sería Maya y los Tres (Netflix) que de hecho fue una producción que en su tiempo fue muy aclamada precisamente porque la idea era fresca y bien ejecutada. 

Uma y Haggen tenían este mundo que es como un “¿Qué hubiera pasado?” en este caso es ¿Qué hubiera pasado si los españoles nunca hubieran llegado a nuestras costas? Lo que resulta muy interesante, porque vemos una ciudad con toda la estética que caracteriza a estos pueblos, pero con industria, lo cual lo hacía una locura. Sin embargo, no explotaron este recurso, es más como el telón de fondo y a la mitad de la película se vuelve una problemática, que muy bien se pudieron haber ahorrado. 

La historia no se decide por un villano, por un lado, tenemos al ingeniero que es este ser malvado que quiere el control del reino, pero la audiencia no logra conectar con él porque casi no tiene escenas, se percibe más al sacerdote como un villano, que vamos, lo es, pero es más un secuaz que otra cosa. Por otro lado, la industria resulta que también es la villana, que era una idea interesante porque de hecho es un tema actual, hasta podría haber sido motivo de un buen análisis esta queja contra el capitalismo que poco a poco va matando a la naturaleza y, en consecuencia, nuestras ciudades se encuentran en declive. El asunto es que en teoría ambos villanos están conectados, porque el ingeniero hace la industria, pero él nunca hace referencia a un plan más allá de hacer un golpe de estado, es más hasta podría pensarse que él no tiene conocimiento del daño que está causando a la naturaleza, porque de hecho ni la propia princesa se había dado cuenta de ello hasta que se adentró en unos túneles por debajo de la ciudad.

Filme animado 'Uma & Haggen' se estrena luego de 10 años de producción | Vía Tres

Pero no todo es malo, también tiene sus puntos positivos, como la batalla final que sí estuvo épica y deja un buen sabor de boca la resolución del conflicto. Porque puede que la protagonista sea benévola pero la vida no y el karma siempre nos alcanza. Sin duda la última media hora es lo mejor construido de la película porque en ciertos aspectos demuestra ser compleja, mostrando un lado de los personajes realmente oscuro. Simplemente la idea de un sacrificio en una película animada suena muy violento pero lo manejaron de una manera en que los niños no quedan traumatizados. El final es agridulce lo que también se agradece porque ya había pasado un rato sin que se mostrara algo así y hace que recuerdes esas películas que años atrás pasaban en televisión abierta y te dejaban con depresión infantil. Uma y Haggen no llega a ese nivel pero el concepto si deja al público con ganas de saber más.

El próximo 4 de enero llegará a cines Uma y Haggen y solo el tiempo dirá si tendremos más aventuras de este par o quizá otras historias de este mundo.

 

Fernanda Espinosa